Madrid deniega la demolición de la casa fotografiada por Capa en Vallecas

La casa construida en 1927 e inmortalizada por el fotógrafo húngaro en 1939, ha quedado en el imaginario colectivo con marcas de metralla en su fachada

madrid

| 16.10.2017 - 15:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid ha denegado la licencia para demoler la casa obrera que fue inmortalizada por Robert Capa durante la Guerra Civil, dado que la solicitud presentada no cumple los requerimientos de documentación necesarios para iniciar el expediente administrativo. Como ha adelantado hoy la Cadena Ser y han confirmado a Efe fuentes municipales, la Junta Municipal de Puente de Vallecas ha denegado la solicitud de demolición, que el pasado viernes anunció el propietario del inmueble de la calle Peironcely 10, Luis Santiago Barrena Iturbe.

Las mismas fuentes recuerdan que el Pleno municipal del pasado 5 de julio aprobó por mayoría una proposición del PSOE-M para incluir este inmueble en el Catálogo de Elementos Protegidos y preservarlo así como parte del patrimonio histórico de la ciudad. Dicha propuesta pidió además mejorar las condiciones de habitabilidad del inmueble.

Ambas acciones están "actualmente se encuentran en estudio", indican desde el Consistorio madrileño.

Peironcely 10, casa construida en 1927 e inmortalizada por el fotógrafo húngaro en 1939, ha quedado inmortalizada en el imaginario colectivo con marcas de metralla en su fachada y niños jugando entre la devastación de la guerra.

Construida en ladrillo por su durabilidad y dureza, hoy en día alberga infraviviendas en las que residen 21 adultos y 13 niños. Estas familias, que pagan entre 350 y 400 euros por pisos de entre 17 y 30 metros cuadrados, fueron informadas al inicio del mes de octubre de que el alquiler no se les renovaría porque la casa sería demolida parcialmente a finales de este mes, según denunció en un comunicado la plataforma Salva Peironcely 10.

Esta agrupación denunció además que el propietario había tapado con yeso las marcas de metralla. Madrid fue durante la Guerra Civil (1936-1939) la primera capital donde la población fue bombardeada de forma continua, con ataques dirigidos a grandes masas de población obrera que residían en Tetúan y Vallecas, distritos hoy integrados en la ciudad y entonces localidades periféricas.

La plataforma Salva Peironcely 10 comenzó una campaña para intentar proteger esta vivienda del barrio de Entrevías después de que una investigación del fotógrafo José Latova y de Alberto Martín Escudero averiguase en 2010 que el inmueble fotografiado por Endre Erno Friedmann seguía en pie, con un aspecto similar al de entonces.

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid rechazó en cambio catalogar la casa como Bien de Interés Patrimonial por ser una "infravivienda", ya que es una casa parcelada en pisos de escasos metros cuadrados en los que los inquilinos viven en condiciones muy precarias. Además, señaló que la fotografía de Capa fue "realizada con figurantes llevados ex profeso a un lugar de la ciudad en aquellos momentos militarizado, sin población civil".