Madrid creará una gran zona de prioridad residencial en el centro en 2018

Los vehículos de reparto podrán acceder hasta 2022 y en el 2025 no podrán circular coches sin etiquetado ambiental

El Plan de Calidad pretende reducir la contaminación un 25 por ciento hasta 2020

Rollán acusa al Ayuntamiento de "amargar la vida a los madrileños" y pide una consulta del cierre del centro al tráfico

madrid

| 19.09.2017 - 19:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento ya tiene perfilado su plan de Calidad del Aire para 2018. El proyecto incluye una treintena de medidas a implantar en los próximos años como la reducción de la velocidad a 70Km/h en la M-30, la prohibición de aparcar en la zona SER (interior de la M-30) a los vehículos sin distintivo ambiental desde 2020 y la limitación de su uso en 2025 en todo el término municipal.

La primera medida de calado del Plan A, que pretende reducir las emisiones contaminantes de la capital en un 25 % hasta 2020, será la creación de un Área Central Cero Emisiones a la que solo podrán acceder residentes y que se instalará en el primer semestre de 2018 en el distrito de Centro, según el calendario anunciado hoy por Sabanés.

A partir de 2020 no podrán circular por la ciudad de Madrid los coches más contaminantes, aquellos que no cuenten con el distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico.

Asimismo, el Plan dará más tiempo a los vehículos comerciales y de reparto para renovar su flota al retrasar las limitaciones de acceso al Área Central de Cero Emisiones (APR central): podrán entrar hasta 2022 los de etiqueta B de entre 3,5 y 12 toneladas y hasta 2025 los de mayor tonelaje y desde esa fecha todos serán eco.

"La vida útil de esos camiones se les va a dar una cierta flexibilidad en la aplicación", ha explicado hoy a los medios la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés tras presentar la versión definitiva del Plan A en la Comisión de Calidad del Aire.

La prohibición de aparcar en la zona SER (interior de la M-30) a los vehículos sin distintivo ambiental que no sean de carga y descarga será a partir de 2020 y la limitación de su uso en 2025 en todo el término municipal. Los vehículos más contaminantes -sin etiqueta ambiental-- a partir de 2025 no podrán circular por el término municipal.

En este punto, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad ha pedido que "en el despliegue de las etiquetas haya la mayor precisión posible".

Las 30 medidas presentadas en el pasado mes de marzo por el Consistorio madrileño se han reforzado con las propuestas de 244 alegaciones.

Entre las novedades figura una red de puntos de recarga rápida a propuesta del PSOE, que se acordará con gestores de electricidad y movilidad.

30 MEDIDAS PARA FRENAR LA CONTAMINACION

El Plan de Calidad del Aire -con una inversión de unos 540 millones de euros-- cuenta con un total de 30 medidas con las que se pretende frenar la contaminación en Madrid. En este punto, Sabanés ha indicado que según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se estima que se reduzca un 25 por ciento la contaminación hasta 2020.

En cuanto a la limitación de velocidad en el interior de la M-30 a 70 kilómetros por hora, Sabanés ha indicado que primero se establecerían una serie de medidas en el interior de la ciudad para hacer de "forma continua y permanente" en la M-30.

"Ya estamos aplicando muchas medidas; lo que más se va a notar es el APR de Centro, pero hay medidas que tienen que ver con intervenciones en calle y son actuaciones que forman parte de las medidas del Plan", ha detallado a continuación.

Sabanés se propone ahora "hacer una buena campaña de información para que todo el mundo tenga tiempo de conocer las medidas y ver en qué afectan".

El Plan A pasará por Junta de Gobierno este miércoles, donde se aprobará. En el pleno de septiembre se llevará también, con una comparecencia de Sabanés para que los grupos de la oposición muestren su parecer y se desarrolle un debate.

El portavoz del PP de Medio Ambiente y Movilidad, Fernando Martínez-Vidal, ya ha asegurado este martes que la formación está a favor de 27 de las 30 medidas del Plan A, aquellas que no se basan en "prohibir, en restringir o limitar". " ¿Qué alternativa se va a dar a los madrileños?", ha preguntado, para a continuación aseverar que es una "irresponsabilidad" delegar todo el "sacrificio" del Plan A en los madrileños.

"Treinta técnicos van a decidir sobre la vida diaria de los madrileños; si queremos que la medida salga bien y no hacer experimentos, hay que dar alternativas", ha expresado Martínez Vidal tras asistir a la Comisión de Calidad del Aire.

ROLLÁN PIDE UNA CONSULTA SOBRE EL CIERRE DEL CENTRO AL TRÁFICO

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha criticado este miércoles la "obsesión" del Ayuntamiento de Madrid por "amargar la vida a los madrileños" y ha pedido una consulta sobre el cierre del centro de la ciudad al tráfico a partir del año que viene.

El consejero ha afirmado que desde el Ejecutivo autonómico están "encantados" de que se fomente el uso del transporte público y por ello destinan casi mil millones de euros a subvencionarlo, pero ha matizado que ellos dan "libertad" y lo que no hacen es "prohibir de manera sistemática que aquellas personas que eligen libremente utilizar su vehículo no puedan hacerlo".

Rollán ha recordado el "caos" de las Navidades pasadas con el cierre de la Gran Vía o los "experimentos" en la calle Galileo, donde finalmente "han dado marcha atrás de manera sólo gradual". "Pido sentido común, que se reflexione, rectificar es de sabios", ha reclamado el consejero, quien ha apuntado que en la parte que le corresponde, el Consorcio Regional de Transportes (CRT) estará "listo para atender cuantas necesidades surjan en el uso del transporte público".

En su opinión, ahora sería "muy complicado encontrar a madrileños que aplaudan esta iniciativa de cerrar al tráfico una zona tan importante como el centro de Madrid por la repercusión en los comerciantes, taxistas, puestos de trabajo, hoteles". "Creo que ha sido muy precipitado y el Ayuntamiento de Madrid no está gobernando para todos los madrileños. Está gobernando solo para unos pocos, aquí la ideología esta siendo la hoja de ruta de la señora (Manuela) Carmena", ha defendido.