Madrid cerrará el centro al tráfico en junio de 2018

No habrá calles abiertas a la circulación, por lo que las plazas azules desaparecerán

Prioriza la movilidad peatonal, la bicicleta y la renovación de taxis

El Plan A del Ayuntamiento de Madrid, aprobado hoy, pretende reducir las emisiones del tráfico en un 50% hasta 2030

Sabanés ve difícil que siguientes Gobiernos revoquen restricciones al tráfico

madrid

| 21.09.2017 - 13:19 h
REDACCIÓN

El Plan A de calidad del aire y cambio climático del Ayuntamiento de Madrid ha sido aprobado hoy y buscará reducir las emisiones del tráfico rodado en un 50 % hasta 2030 con medidas como cerrar en junio de 2018 el centro, donde sólo accederán residentes, comerciantes, transporte público y empresas de reparto. La Junta de Gobierno municipal ha aprobado hoy este plan, que busca cumplir la normativa de calidad del aire de la Unión Europea, que la capital española contradice desde 2010, y "salvaguardar al salud y la calidad de vida" de los madrileños, según ha explicado hoy la delegada de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés.

La Zona central de Cero Emisiones recogerá en un área perimetral continua, incluyendo la Gran Vía, las actuales áreas de prioridad residencial (APR) de Embajadores, Letras y Ópera y estará limitada por Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, las rondas de Atocha, Valencia y Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Esta zona eliminará las actuales calles de circulación, vías de acceso a la APR en las que hasta ahora se podía circular y en las que se eliminarán las plazas azules de estacionamiento.

Este plan esta compuesto por un total de 30 medidas, cuenta con un presupuesto de 543,9 millones de euros y cuenta con cuatro ejes: movilidad sostenible -donde se producen cierres al tráfico y se ampliará el espacio del peatón y el ciclista-, gestión urbana baja en emisiones, adaptación al cambio climático y sensibilización ciudadana y colaboración con otras administraciones.

Junto a las restricciones al tráfico privado el Plan A prioriza la movilidad peatonal ampliando aceras y el uso de la bicicleta, incentivará la renovación de la flota de taxis, apostará por el uso del coche compartido o establecerá aparcamientos a la entrada de la almendra central para disuadir del acceso en vehículo privado.

QUIEN PODRA ACCEDER

A su interior podrán acceder los coches de los residentes e invitados, propietarios de plazas de aparcamiento y usuarios de aparcamiento de uso público, servicios y transporte público, VTC, motos en horario diurno, vehículos 0 emisiones, vehículos de personas con movilidad reducida, transporte colectivo y vehículos industriales, comerciales y de mercancías, con horario extendido para los menos contaminantes.

El Ayuntamiento busca eliminar el tráfico de paso (que no tiene origen y destino el centro) y el impulso de la regeneración del centro urbano con un nuevo modelo de movilidad que priorice al peatón, la bicicleta, el transporte público y a los vehículos menos contaminantes.

Dentro del Area están previstas reformas de calles para mejorar la movilidad peatonal. Algunas ya están en marcha, como las once calles de Chueca. Están en proyecto o redacción la remodelación de Gran Vía, Atocha y el eje Magdalena, Duque de Alba, San Millán, Plaza de la Cebada, Puerta de Moros y carrera de San Francisco.

El Consistorio también reformará once plazas de distintos distritos y trabaja en el itinerario de Miradores (Puente de Vallecas) y los itinerarios verdes que irán del río a Pradolongo (Usera) y San Isidro (Carabanchel).

Las autorizaciones de los actuales residentes se prorrogarán hasta diciembre de 2018 mientras que el Ayuntamiento se compromete a apoyar las altas de nuevos usuarios apoyándose en aplicaciones móviles y en los servicios web de atención ciudadana.

Además el Ayuntamiento ha anunciado que instalará en los puntos de acceso al perímetro del Area Central Cero Emisiones toda una serie de paneles informativos sobre la disponibilidad de plazas libres en los aparcamientos públicos para que no entren los vehículos en la gran APR si los parkings están llenos.

La alcaldesa Manuela Carmena ha defendido que enmarcan el Plan "a la mitad de la legislatura" porque previamente su Gobierno ha desarrollado actuaciones como los carriles bici o la ampliación de aceras. "Es un plan transversal que enmarca mucho de los planes y sí, encierra la idea de ciudad, el proyecto de ciudad" de Ahora Madrid, ha afirmado la regidora.

SABANÉS VE DIFICIL QUE OTRAS CORPORACIONES REVOQUEN LAS RESTRICCIONES

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha asegurado hoy que "ve difícil" que siguientes Gobiernos municipales de signo político contrario revoquen restricciones al tráfico. "En el caso hipotético y lejano de que hubiera un cambio de Gobierno es difícil que nadie revocara nada que está directamente relacionado con un mandato muy claro de la directiva europea", ha defendido Sabanés durante la presentación del Plan A de calidad del aire, aprobado hoy en Junta de Gobierno.

Preguntada por los periodistas acerca de la oposición mostrada por el Partido Popular, contrario a restringir el tráfico, Sabanés ha indicado que la Unión Europea marca no sólo qué medidas tomar sino también "donde hay que tomarlas" y "qué genera las superaciones de los niveles de contaminación", en referencia al tráfico rodado.

Madrid incumple desde el año 2010 los límites máximos de emisiones de dióxido de nitrógeno, pese a que tuvo un plazo de diez años para implementar la directiva europea, ha recordado hoy la delegada de Medio Ambiente y Movilidad de la capital.

"Algunas medidas que ahora aparecen por sorpresa se apuntaban ya, otra cosa es que no se hicieran, como por ejemplo la extensión de la APR de centro", ha dicho Sabanés sobre los planes diseñados durante los Gobiernos 'populares' de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella.

El Plan A de calidad del aire, presupuestado en 543,9 millones de euros y presentado hoy contiene medidas estratégicas que rebasan los límites de la actual legislatura municipal pero para conseguir disminuir las emisiones y cumplir con Bruselas hay que cumplir con todos sus aspectos, ha explicado Paz Valiente, directora general de Sostenibilidad.

"Tiene que ser un trabajo de los años siguientes", ha subrayado Valiente.

Al Gobierno central, el Ayuntamiento le pide fiscalidad discriminatoria a los diferentes combustibles y carriles BUS VAO -reservado a autobuses y vehículos de alta ocupación- y la Comunidad de Madrid una ley de movilidad con concepto integral y líneas de ayuda "ambiciosas" para renovar los vehículos.