Madrid Arena: El juez imputa a 16 personas, entre ellas el jefe de la Policía Municipal

Cinco adolescentes murieron por una avalancha en el pabellón municipal

El juez Palop cierra la investigación con 16 acusados, entre ellos Miguel Angel Flores y Monteagudo

Retira la acusación sobre 8 imputados, entre ellos Antonio de Guindos y Fátima Núñez

El jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo dimite tras su imputación

Flores no recurrirá el auto y defenderá su inocencia en el juicio

madrid

| 01.09.2014 - 12:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo, ha presentado hoy su dimisión tras conocer que el juez del caso Madrid Arena, Eduardo López-Palop, mantiene su imputación en la causa abierta por la muerte de cinco jóvenes por una avalancha en una fiesta el 1 de noviembre de 2012. Fuentes municipales han informado de que el delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de la capital, Enrique Núñez, ha aceptado la dimisión de Monteagudo.

El hasta hoy jefe de la Policía Municipal deja el cargo tras la publicación hoy del auto que mantiene la imputación de 16 personas en la causa -entre ellas, Monteagudo- y considera que deberían ser juzgadas por cinco supuestos delitos de homicidio imprudente y diez de lesiones.

Este auto del titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, fechado el pasado 29 de agosto pero entregado hoy a las partes, cierra la investigación del caso y da paso a un procedimiento abreviado.

El Ayuntamiento de Madrid iniciará hoy mismo el procedimiento para cubrir el puesto de Monteagudo, de libre designación, con la previsión de que su sustituto se conozca en un plazo de "algunas semanas".

El juez Palop imputa a Monteagudo y otras trece personas por cinco presuntos delitos de homicidio por imprudencia grave y diez de lesiones, mientras que a los médicos que estaban en la enfermería del Madrid Arena -Carlos y Simón Viñals- les imputa tres delitos de homicidio por imprudencia grave profesional.

Además, Palop abrió en noviembre de 2013 una pieza separada para investigar a la cúpula de la Policía Municipal de Madrid por un supuesto delito de falsedad documental en relación con este caso. Concretamente, el juez trata de averiguar si Monteagudo y otros tres mandos pudieron haber falsificado un documento que elevaba el nivel de seguridad establecido con motivo de la fiesta, conocido durante la comisión de investigación abierta en el Ayuntamiento de Madrid a raíz de los sucesos.

PALOP CIERRA LA INVESTIGACIÓN CON 16 ACUSADOS

El juez Eduardo López Palop, al frente del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, ha concluido la investigación sobre la tragedia del Madrid Arena con un total de 16 acusados, entre ellos el organizador de la fiesta de Halloween que se celebró la madrugada del 1 de noviembre de 2012, Miguel Angel Flores, y el jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo.

En un auto fechado el pasado 29 de agosto y notificado hoy a las partes, el magistrado transforma las diligencias en procedimiento abreviado, lo que supone la conclusión de las pesquisas tras dos años de instrucción. Ahora, el juez da un plazo de un mes a las partes para la presentación de recursos y escritos de acusación de cara a la celebración de la vista oral.

La resolución concreta las imputaciones sobre catorce personas por cinco delitos de homicidio imprudente grave y diez delitos de lesiones. De este modo, también imputa a los doctores Simón y Carlos Viñals, acusándoles de tres delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, en el caso de las jóvenes Rocío Oña, Cristina Arce y Katia Esteban.

Además, retira la acusación sobre ocho imputados, entre ellos la de los delegados Antonio de Guindos y Fátima Núñez; y la del director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Alamo.

En cuanto a los procesados, inculpa formalmente de la empresa Diviertt a Flores; a su director, Santiago Rojo; y al jefe de personal, Miguel Angel Morcillo. Y de Kontrol 34, al socio y apoderado, Carlos Manzanares; y a Emilio Belliard.

De Madridec, acusa al director del Departamento de Seguridad, Rafael Pastor Martín; al coordinador de proyectos, Francisco del Amo; al técnico de operaciones y jefe de Emergencias del evento, José Ruiz Ayuso; y al coordinador Jefe del Departamento de Seguridad, José Luis Rodríguez Caamaño.

Además, procesa al coordinador jefe de Seguriber, Juan José Paris; al coordinador jefe de Seguriber, Raúl Monterde; al jefe del equipo de Seguriber, José Antonio Díaz Romero; y al vigilante de seguridad de Seguriber, Roberto Mateos.

Asimismo, según consta en el auto, sentará en el banquillo de los acusados al jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, y a los médicos, Simón y Carlos Viñals. El primero era el médico responsable de la enfermería que se instaló en el recinto.

Con este auto, el juez Palop da carpetazo a la investigación abierta la madrugada del 1 de noviembre de 2012 tras la muerte de cinco chicas por la fatal avalancha que se produjo en el interior de unos de los vomitorios del pabellón debido al exceso de aforo, cuyo número se triplicó hasta los 22.000.

El pasado julio, la Fiscalía pidió en un escrito mantener la imputación de 14 personas y sobreseer la de otras diez, entre las que se encontraba la de Monteagudo, De Guindos, Fátima Núñez, entre otros.

EL ABOGADO DE UNA DE LAS ACUSACIONES LAMENTA QUE LOS POLITICOS NO HAYAN TOMADO NOTA DE LO QUE PASÓ

El abogado Abdón Núñez, que representa a una de las acusaciones particulares en el caso del Madrid Arena, ha anunciado este lunes que no recurrirá el auto que concluye la instrucción y ha lamentado "tremendamente" que "los políticos no hayan tomado nota de lo pasó, no hayan actuado y sigan mirando hacia otro lado".

El letrado de la familia de Belén Langdon, una de las jóvenes que falleció aquella trágica noche, no recurrirá el auto al estar de acuerdo con las imputaciones que concreta el juez Eduardo López Palop.

"Tengo la decepción de que no hemos conseguido de los políticos nada. La función del juez ha sido buenísima porque ha hecho la instrucción en un tiempo récord. Las acusaciones estamos totalmente de acuerdo con las imputaciones que ha realizado y no pensamos recurrir el auto", ha subrayado. Sin embargo, ha destacado que lamentan "tremendamente que no haya servido para que los políticos hayan tomado nota de lo que pasó". "El Madrid Arena lo seguimos teniendo sin enfermería y sigue abierto y se seguirán celebrando espectáculos", ha denunciado.

Además, ha criticado que la reforma de la Ley de Espectáculos Público haya sido "nimia", ya que a su juicio "tiene que ser mucho más importante". Para el letrado, lo que "hay que controlar son los aforos y hay que reflejarlo en la ley y poner sanciones más importantes". "Hay que intentar impedir que en los grandes eventos se den los sobreaforos. Son sistemas muy sencillos que se pueden reflejar en reformas legislativas", ha opinado.

Sobre la imputación formal del jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, el letrado ha reseñado que están de acuerdo con la misma, dado que a su parecer la función de la Policía Municipal en la fiesta fue "absolutamente lamentable y deficiente". "No se hizo nada para evitar el botellón y no había policías en el interior. Si hubiera habido, no hubiera pasado esto. La Policía no hubiera consentido sobreaforo y hubiera suspendido la entrada", ha apostillado.

FLORES DEFENDERÁ SU INOCENCIA EN EL JUICIO

El empresario Miguel Angel Flores no recurrirá el auto que concluye la investigación judicial sobre el 'caso Madrid Arena' para no dilatar la instrucción, si bien defenderá su inocencia cuando se celebre el juicio oral. Así lo ha señalado el abogado José Luis Fuertes, quien ha precisado que sí recurrirá el auto notificado esta mañana a las partes en lo que respecta a los empleados de Diviertt Santiago Rojo, su director, y Miguel Angel Morcillo. Este último fue el encargado de las barras colocadas en el pabellón Madrid Arena, algunas de las cuales bloquearon algunas de las puertas de emergencias del recinto.

"Flores entiende que la instrucción es seria y correcta. No quiere recurrir porque quiere que se celebre el juicio. Será en el juicio donde defienda su inocencia", ha indicado el letrado.

A Flores, que está en libertad condicional, se le imputan cinco delitos de homicidio imprudente grave y diez delitos de lesiones por su implicación en lo sucedido.