Madrid apuesta por el coche compartido para reducir la contaminación

El consejero de Medio Ambiente visita Respiro Madrid, la primera empresa especializada en servicios de coche compartido

madrid

| 15.04.2014 - 14:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, ha destacado el alquiler de coches "compartidos" no contaminantes como una alternativa eficiente desde el punto de vista medioambiental, además de para reducir un 70 por ciento los costes de un vehículo privado.

Sarasola ha hecho esta propuesta tras visitar la primera empresa especializada en servicios de coche compartido en Madrid, que funciona desde hace cuatro años y que cuenta con unos 100 vehículos de bajas emisiones.

Respiro Madrid, que tiene 60 puntos de recogida en la capital, es una empresa que ofrece alquiler de coches por horas, lo que permite que un mismo vehículo dé servicio a varias personas a lo largo del día, de manera que se reducen las emisiones contaminantes de los vehículos privados.

Se trata de un modelo de alquiler de coches por un breve espacio de tiempo, en cuyo precio, dos euros por hora, se incluyen el seguro, posibles averías, aparcamiento, combustible y mantenimiento.

VEHÍCULOS EFICIENTES, UN 40% MENOS DE DIÓXIDO DE CARBONO

Según ha señalado el consejero de Medio Ambiente, por cada vehículo compartido se reducen entre quince y veinte vehículos particulares en circulación.

Con vehículos eficientes, los ciudadanos dejan de emitir hasta un 40 por ciento de dióxido de carbono en la capital, ha apuntado Sarasola, quien ha probado uno de estos coches durante la visita.

Agustín Saralegui, de Respiro Madrid, ha recalcado que el beneficio económico de compartir estos vehículos no contaminantes es de "más de 4.000 euros para alguien que conduzca 1.000 kilómetros al mes".

Para uno de los usuarios del coche compartido -conocido como 'carsharing' en inglés-, "lo mejor" de esta iniciativa es que "suple necesidades", como una mudanza para la que haga falta una furgoneta, y que se puede reservar a través del teléfono móvil.

Esta iniciativa está enmarcado dentro del Plan Azul +, que pretende reducir 30.000 toneladas de emisiones contaminantes para 2020.