Madrid aprueba las condiciones para la gestión privada de seis hospitales públicos

La externalización ahorrará un 20% y las empresas tendrán que mantener su personal

La oposición en bloque rechaza los pliegos de externalización sanitaria

Lasquetty estima que la externalización estará lista en septiembre

madrid

| 18.04.2013 - Actualizado: 14:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha dicho hoy que el objetivo de la externalización de seis hospitales que pondrá en marcha el Ejecutivo regional es garantizar el empleo de todos los profesionales sanitarios, la calidad asistencial y ahorrar costes.

Así lo ha dicho el consejero en la rueda de prensa, en la que ha ligado estas medidas a la necesidad de reducir el gasto sanitario por el descenso de 1.000 millones de euros en los ingresos que la Comunidad de Madrid percibirán del Estado como consecuencia del actual sistema de financiación.

Lasquetty ha informado al Ejecutivo madrileño de las condiciones que regirán "con absoluta transparencia" la externalización de la gestión de los hospitales Infanta Leonor (Vallecas), Sureste (Arganda), Tajo (Aranjuez), Infanta Cristina (Parla), Henares (Coslada) e Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes). "Mantener el nivel de calidad con menos recursos necesariamente nos obliga a trabajar de manera distinta", ha remarcado el consejero quien ha garantizado que estos hospitales seguirán siendo públicos y gratuitos, y que mantendrán el actual nivel de calidad asistencial.

ALTO NIVEL DE SATISFACCIÓN

Ha recordado que la externalización ya funciona con un alto nivel de satisfacción en los hospitales madrileños de Valdemoro, Torrejón y Móstoles, así como en 17 centros hospitalarios de Andalucía y otros en Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Para elaborar el borrador, que incluye medidas para "garantizar la continuidad de los profesionales médicos, enfermeras y auxiliares" que trabajan en estos centros, "se ha tenido muy en cuenta todas las preocupaciones escuchadas en los últimos cuatro meses".

Ha recordado que su departamento ha mantenido más de 300 reuniones con profesionales, sociedad científicas, colegios oficiales y sindicatos, cuyas aportaciones "en muy buena medida se han incorporado a los pliegos".

Además de la continuidad de los 5.200 trabajadores sanitarios, que será voluntaria, se establece un conjunto de indicadores para "el chequeo y comprobación continua" de la calidad asistencial, además de auditorías externas. Ha remarcado que habrá un representante de la Administración en cada hospital que supervisará el buen funcionamiento y recibirá las reclamaciones de trabajadores y pacientes.

Los seguros en caso de mala praxis correrán a cuenta de las adjudicatarias, que deberán garantizar la protección de datos de los pacientes y sólo podrán atender a los del sistema público.

PROCESO CONCLUIDO EN VERANO

Estos hospitales, cuyo proceso de externalización deberá culminar después del verano, "seguirán siendo públicos, gratuitos, abiertos a todos los ciudadanos, y alineados con el resto de hospitales formando parte del sistema sanitario madrileño", todo ello con "respeto absoluto a la libertad de elección" de centros, ha añadido.

El consejero ha apuntado que el borrador de los pliegos se presenta después de que el Consejo de Gobierno aprobara la semana pasada la creación de la Dirección General de Control y Supervisión de Centros de Gestión Indirecta, cuyo titular, Manuel Molina Muñoz, ha jurado su cargo esta semana. De acuerdo con el borrador, que será sometido a consulta de los Jefes de servicio de hospitales y colegios profesionales para su posterior aprobación y publicación, la gestión de estos hospitales se externalizará junto con la de sus ocho centros de especialidades asociados.

Además, cada empresa que quiera optar deberá acreditar cuatro años de experiencia en la gestión de un hospital de igual número de camas y, si gana el concurso, podrá hacerse con un máximo de tres hospitales por un plazo de diez años improrrogables, según la Ley de contratos del Estado.

LA OPOSICIÓN EN BLOQUE RECHAZA LOS PLIEGOS DE EXTERNALIZACIÓN SANITARIA

Todos los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid han rechazado hoy los pliegos de externalización de seis hospitales que hoy estudiará el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, mientras que el PP ha rechazado estas "críticas destructivas" y ha reclamado propuestas para la sostenibilidad sanitaria.

El portavoz adjunto del PSM, José Quintana, ha considerado que los pliegos suponen el "inicio del desmantelamiento de la sanidad pública" madrileña, mientras que el portavoz en materia sanitaria de este partido, José Manuel Freire, ha anticipado que su grupo llevará los pliegos a los tribunales.

También ha mostrado su oposición a los pliegos el portavoz de Sanidad de IU, Rubén Bejarano, que no ha descartado acciones judiciales contra los mismos, que en su opinión suponen un "cambio de modelo" con consecuencias en la calidad y en el personal sanitario.

Desde UPyD, Enrique Normand, ha defendido que las condiciones que establecen los pliegos son "un parche más" y una "huida hacia adelante" y que lo que busca la Consejería de Sanidad con los mismos es arreglar "un problema de tesorería puntual que a medio plazo se puede acabar ampliando por los compromisos que se adquieren".

El portavoz del grupo parlamentario del PP, Íñigo Henríquez de Luna, ha indicado que los pliegos dejan "claro" que la sanidad en los seis hospitales cuya gestión será privatizada va a seguir siendo universal, gratuita y de la máxima calidad y que la libre elección de centro y los puestos de trabajo están garantizados.