Madrid, una pista de atletismo para 33.611 deportistas

Peter Kiplagat y Askale Alemayehu reinan en el maratón de Madrid

madrid

| 24.04.2016 - Actualizado: 20:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las calles de Madrid se ha convertido este domingo en la inmensa pista atlética que acoge el 39 Maratón Popular de Madrid, en el que 33.611 deportistas han participado en sus tres pruebas de 42 kilómetros (maratón), 21 kilómetros (media maratón) y 10 kilómetros. Las tres pruebas salían desde Cibeles y culminaron en el parque del Retiro. Una fiesta que han seguido a pie de calle en la capital más de 500.000 personas.

Para los 10 kilómetros salían 7.000 atletas, con las referencias españolas de Arturo Casado, excampeón de Europa de 1.500 e Isabel Macías. De los más de 33.000 inscritos, 24.338 corresponden a nacidos en España y 9.273 a llegados de todos los rincones del mundo. Entre los españoles saldrán 16.230 madrileños y 8.108 del resto de Comunidades Autónomas.

Entre los extranjeros, Italia aporta 1.148 efectivos; Gran Bretaña, 1.141; Francia 1.124; Portugal, 744 y Estados Unidos 689. Los organizadores recalcan un dato que se repite en las últimas ediciones del EDP Rock'n' Roll Madrid

KIPLAGAT Y ALEMAYEHU REINAN EN EL MARATÓN

El keniano Peter Kiplagat, con un tiempo de 2h11:44, y la etíope Askale Alemayehu con 2h33:08 renovaron la eterna hegemonía africana en el maratón de Madrid, que en su 39 edición congregó a 33.000 corredores repartidos en tres carreras (10 km, medio maratón y maratón) en una mañana luminosa.

Fran España, duodécimo con 2h25:38, fue el mejor español en la llegada, después de haber contado con su hermano Jesús, posible tercer olímpico español en el maratón de Río, como liebre de lujo durante varios kilómetros. Desde que el madrileño Chema Martínez conquistó la edición del 2008, ningún otro español ha ganado en categoría masculina, y en mujeres lo hizo en 2013 Vanessa Veiga.

DÍA SOLEADO

A diferencia del año pasado, cuando la lluvia y el frío mortificaron a los participantes, Madrid recibió con un día soleado a los 33.611 corredores -9.000 de ellos extranjeros-, repartidos en las tres pruebas que integraban el programa: 14.611 en el maratón, 12.000 en el medio y 7.000 en los 10 km.

Los termómetros callejeros marcaban 8 grados a las 8.30, cuando arrancó la carrera de 10 km y 13 a la hora en que arribaron a la meta los primeros del maratón, pero la temperatura seguía aumentando hasta el punto de que los últimos corredores populares hubieron de soportar un calor menos recomendable para esfuerzos de cinco o seis horas.

El objetivo para los atletas de elite era acabar en un tiempo de 2h10, una marca estimable para el complicado perfil altimétrico de la capital. El récord masculino pertenece al keniano Ezekiel Kiptoo Chebii, que en 2014 obtuvo la primera de sus dos victorias con 2h09:15. El año pasado lo hizo con 2h12:00.

UNA DOCENA DE AFRICANOS EN CABEZA

Un parcial tranquilo de 16:34 en los cinco primeros km dejó en cabeza a una docena de africanos. La consigna era reservar fuerzas para la segunda mitad. En ese mismo punto las primeras mujeres llevaban ya 19:37 minutos de carrera. El ritmo se avivó hacia el décimo km (31:20), aunque los africanos se mantenían agrupados. Pasaron el medio en 1h05:11.

Los corredores se dieron un baño de multitudes al paso por la Puerta del Sol (km 19), antes dirigirse hacia la relativa soledad de la Casa de Campo, el punto más bajo del trayecto y el comienzo de las penas para los menos preparados a fin de salvar en los últimos 10 km los 100 metros de desnivel ascendente hasta El Retiro.

Al penetrar en la Casa de campo por el Puente del Rey el grupo cabecero se había reducido a media docena, que seguían juntos al paso por el "muro" de los 35 km. Quedaba lo más complicado, la leve pero continua subida por Atocha, Museo del Prado, Cibeles y Colón hacia el parque de El Retiro, en cuyo Paseo de Coches se afirmaba el arco de meta.

CHERUIYOT, A LA CAZA DE KIPLAGAT

Peter Kiplagat, de 32 años, ganador del maratón de Ginebra el año pasado y con marca personal nada impresionante (2h09:43), no se detuvo a contemplar la pinacoteca. Aprovechó ese punto para atacar a sus rivales y fue poco a poco alejándose en busca de la victoria.

El grupo de fugados se fue desgranando en esos últimos kilómetros, y en persecución de Kiplagat salió Patrick Cheruiyot, que lo tuvo a tiro por momentos, pero el líder había reservado las fuerzas necesarias para apuntarse su segundo triunfo en un maratón, octava victoria consecutiva para Kenia en Madrid. Seis segundos después arribó Cheruiyot y otro keniano, Alfhonce Kibiwot Kigen, a 33 segundos del ganador, completó el podio.

CARRERA FEMENINA

En la carrera femenina, las favoritas kenianas Nancy Jepkosgei Kiprop y Mónika Jepkoech, pegadas a su liebre masculina, pasaron el km 10 en 36:10 al frente del cuarteto delantero. Jepkoech, en posesión de la mejor marca entre las participantes (2h27:26), se quedó con su compatriota Vivian Jerono y la etíope Askale Alemayehu a partir del km. 25.

Sin perder la estela de la liebre, el keniano Tom Mutie, Alemayehu fue, contra pronóstico, la más fuerte en el último tramo de la carrera, el más duro, y se presentó sola en la meta, recuperando el título para Etiopía y batiendo su marca personal.

Mónika Jepkoech se hundió estrepitosamente en las cuestas hacia el Retiro, lo mismo que Jerono, de forma que por detrás llegó la etíope Abebech Tsegay para alzarse con la segunda plaza, a más de siete minutos. Jerono fue tercera, a nueve minutos de la ganadora.