Luz verde para el nuevo Paseo de la Dirección y su conexión con Tetuán

El proyecto se someterá ahora a información pública

Las obras podrían no acabarse en el mandato

Se crearán nuevos espacios verdes con zonas de paseo a lo largo del borde-mirador

Se ampliarán las aceras e incorporarán alcorques

madrid

| 11.12.2014 - 13:47 h
REDACCIÓN

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dado luz verde a la aprobación inicial de la modificación del Plan Parcial de Reforma Interior que pretende una mejor conexión entre el Paseo de la Dirección y el casco antiguo de Tetuán, aunque las obras podrían no estar terminadas antes del final de la legislatura.

"No sé si el final de obras estará para el veintitantos de mayo o nos pillará en obras", ha declarado este jueves el portavoz del Ejecutivo, Enrique Núñez, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

La modificación del Plan Parcial introduce novedades en el ámbito que "mejorarán la viabilidad y sostenibilidad del proyecto, tanto en las fases de ejecución como en su posterior mantenimiento", factores que impulsarán" la agilización de los trabajos y facilitarán su conservación".

"Las circunstancias sociales y económicas actuales, junto con consideraciones de carácter urbanístico y ambiental, han aconsejado realizar una propuesta que reajusta el trazado del Paseo de la Dirección evitando excesivas curvas, mejora la transición con el Parque Rodríguez Sahagún y proyecta un nuevo paseo peatonal de cornisa que, a modo de paseo-mirador, se asoma al parque y hace más permeable los recorridos con el barrio de Tetuán, que se reurbaniza", ha detallado Núñez.

Se crean itinerarios en los nuevos espacios verdes con zonas de paseo a lo largo del borde-mirador, consolidando un parque lineal a base de especies vegetales autóctonas y de bajo consumo hídrico. Conforman un espacio a modo de balcón en este remate del barrio de Tetuán hacia el parque, la zona de la Dehesa de la Villa y el horizonte de la sierra de Madrid.

MAS ZONAS VERDES

La nueva ordenación racionaliza los recorridos interiores del ámbito y elimina duplicidades, aumentando así la superficie de las zonas verdes. Por otra parte, la nueva ordenación mejora las conexiones con el casco antiguo de Tetuán, prologando el trazado viario de las calles existentes, proporcionándoles un mejor paisaje y perspectiva urbana, abriendo el final de las calles al parque en todos los recorridos.

También se amplían las aceras del Paseo de la Dirección (originalmente de 2,75 metros), a anchos superiores que tendrán con carácter general 3 metros e incluso anchos superiores en algunos puntos, lo que mejorará la accesibilidad a los peatones y permitirá incorporar alcorques para plantación de árboles en todo su recorrido.

Los bloques en manzana cerrada, o aquellos que se ajustan en todas su fachada a las calles existentes, se plantean para que puedan desarrollarse dejando porches en planta baja, abriéndose paisajísticamente hacia el parque, permitiendo vistas para evitar constreñir los patios interiores de manzana.

Sí se contempla incluir en la planta baja de algunos nuevos edificios, locales para pequeño comercio minorista, en aquellas zonas que no interfieren con las necesidades de ventilación y vistas, con lo que se dota al barrio de los servicios de comercio familiar y diario.

Los nuevos viarios propuestos conectan con el exterior, al este del ámbito, a través de las calles que prolongan el tejido urbano existente ya consolidado y, al norte y sur, es el Paseo de la Dirección el que actúa, a la vez, como eje estructurante del nuevo desarrollo y como conexión con el exterior.

La conexión de la calle Marqués de Viana a través de la calle de Villamil, es la otra conexión principal que conduce a la Avenida de la Ilustración y a la M-30 por el oeste.

MAS CARRILES

Además de suprimir parte de las curvas en el Paseo de la Dirección, se amplía a cuatro carriles el acceso a la calle Capitán Blanco Argibay desde la zona universitaria en su encuentro con el Paseo de la Dirección. El paseo peatonal a través de la cornisa verde servirá de transición entre las cotas más elevadas del barrio y las más bajas del Parque Agustín Rodríguez Sahagún, evitando los grandes muros de contención que distorsionan el paisaje urbano.

El documento mantiene el espíritu de la solución aprobada en su día, actuando sobre el trazado de la calle que da nombre al sector, mejorando la zona de transición con el parque y dando una respuesta racional y sostenible para consolidar el remate de un barrio que actualmente presenta deficiencias de servicios.

La nueva ordenación mantiene la superficie total de 133.807,60 metros cuadrados, de redes locales destinada para usos deportivos, equipamientos de barrio, servicios públicos, espacios libres en zonas arboladas o viarios, que ya contemplaba el Plan Parcial de 2006. El nuevo documento propuesto también mantiene los tipos de usos, la edificabilidad global del ámbito y los porcentajes entre la vivienda protegida (76 por ciento) y la vivienda libre (24 por ciento).

Tras esta aprobación Inicial se abrirá un periodo de información pública de un mes, contado desde el día de la publicación del acuerdo en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Una vez transcurrido ese plazo, y estudiadas tanto las alegaciones presentadas como los informes sectoriales aportados, la modificación del Plan Parcial será aprobada definitivamente por el Pleno municipal y podrán comenzar la ejecución de los trabajos.

SITUACION ACTUAL

Actualmente se está ejecutando el tramo comprendido entre la avenida de Asturias y la calle Manuela Minués. La obra civil está completamente finalizada en los subtramos comprendidos entre la avenida de Asturias y la calle Molina, y entre las calles Pinos Alta y Manuela Mínguez. También se han adecuado las aceras y la calzada de acceso al edificio construido para realojo en la parcela B-7.

La obra del resto del ámbito a urbanizar se irá acometiendo progresivamente a medida que el proceso expropiatorio vaya liberando el suelo necesario y las zonas disponibles permitan mantener razonablemente la continuidad del uso del viario existente, evitando los cortes y desvíos de tráfico que no sean imprescindibles.