Luis Eduardo Cortés dimite de sus cargos en IFEMA

Tras aprobarse los nuevos estatutos que establecen que no habrá cargos políticos remunerados

luis eduardo cortes dimite

madrid

| 05.05.2016 - 11:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del comité ejecutivo de IFEMA Luis Eduardo Cortés, ha presentado su renuncia voluntaria al cargo y a las responsabilidades que llevaba aparejadas ante la inminente entrada en vigor de los nuevos estatutos de la entidad.

El hasta hoy presidente del comité ejecutivo de IFEMA y expresidente del PP de Madrid comunicó ayer su renuncia al comité ejecutivo a efectos de 30 de abril y explicó que así dejaba la vía libre para la nueva etapa que se abren en la entidad ferial.

Estas fuentes explican que, con los nuevos estatutos ya aprobados por todos los miembros de la junta rectora de IFEMA será esta la que ahora elegirá al nuevo presidente ejecutivo, que hasta ahora era un cargo nato cuyo nombramiento correspondía a la Cámara.

NUEVOS ESTATUTOS

Tres instituciones se dividen el 93 % del capital de IFEMA a partes iguales: la Comunidad de Madrid (31%), la Cámara de Comercio (31%) y el Ayuntamiento (31%). El resto, un 7 %, está en manos de la Fundación Montemadrid, germen de la extinta Caja Madrid.

Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid, así como el resto de componentes de la junta, han ratificado en las pasadas semanas los nuevos estatutos acordados. El texto contempla la selección del director general a través de criterios profesionales; la presidencia rotatoria de la Junta Rectora y la eliminación de la remuneración de todos sus miembros; y la posibilidad organizar en las instalaciones manifestaciones culturales, deportivas y de las artes.

Además, establecen que no habrá cargos políticos remunerados en sus organismos de dirección y una reducción de los puestos directivos.

El impacto económico de la actividad de la feria madrileña asciende a 2.000 millones de euros al año y sustenta unos 4.000 empleos directos e indirectos, según los cálculos de la Comunidad de Madrid.