Los vecinos desalojados por el derrumbe del edificio de Chamberí regresan a sus casas | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Los vecinos desalojados por el derrumbe del edificio de Chamberí regresan a sus casas

madrid

| 26.05.2018 - Actualizado: 14:40 h
REDACCIÓN

Los vecinos de los tres inmuebles desalojados el martes tras el derrumbe parcial de un edificio en rehabilitación en el número 19 del paseo del General Martínez Campos, en el distrito de Chamberí, han podido volver a sus casas, después de que los bomberos comprobaran que no habían sufrido daños.

En total, los bomberos han acompañado a entrar en sus casas a 32 vecinos de los tres edificios colindantes al siniestrado tras comprobar que no había daños estructurales, y también se han reabierto siete locales.

Sobre las cinco de la tarde, horas después de que fuera rescatada sin vida de entre los escombros la segunda persona dada por desaparecida tras el desplome, las 14 familias residentes en el número 62 de la calle de Viriato, anexo al edificio siniestrado y el más cercano a la parte que se ha venido abajo, han comenzado a pasar.

En este inmueble también hay una oficina y un salón de belleza.

Lo han hecho uno a uno por vivienda y acompañados por bomberos, que han comprobado que "todo estaba en orden" y han dado autorización para que hoy puedan dormir esta noche en sus casas.

Así mismo, las diez familias y trabajadores de las oficinas y locales que ocupan los edificios del número 17 y 21 de Martínez Campos también han podido volver a sus casas y oficinas.

CHAMBERI RECUPERA LA NORMALIDAD

El distrito de Chamberí ha ido recuperando esta tarde su pulso normal. El paseo del General Martínez Campos, que permanecía cortado para peatones y coches desde el martes entre

las calles de Santa Engracia y Fernández de la Hoz, ha sido reabierto al tráfico rodado a las 19.00 en los carriles en sentido paseo de la Castellana, y un poco más tarde en dirección a Iglesia.

Antes, los operarios del servicio municipal de limpieza urgente (Selur) han limpiado a fondo las aceras y la calzada del barro acumulado durante estos días.

Mientras aguardaban para acceder a sus viviendas, vecinos del número 62 de Viriato han destacado el trato amable y la paciencia que han tenido con ellos los bomberos.

"Nos han tratado con mucha amabilidad, dándonos todas las explicaciones y eso a pesar de las circunstancias", ha coincidido varios vecinos de este inmueble.