Prisión provisional y sin fianza para el 'violador del ascensor'

El Gobierno dice que la "alarma social" causada debería "hacer reflexionar" a aquellos como PSOE y Podemos que pretenden derogar la prisión permanente revisable

Gallego estaba en el paro y vivía solo con un perro de raza pequeña, pero su novia frecuentaba la vivienda "muy a menudo" y no conocía nada sobre sus actividades

Los vecinos del violador muestran su indignación y asombro con la Justicia que ha permitido que Gallego volviera a agredir a otras cuatro chicas tras salir de prisión

madrid

| 16.06.2017 - 11:02 h
REDACCIÓN

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia, en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Pedro Luis Gallego, conocido como el violador del ascensor, que ayer fue detenido en Segovia por 4 agresiones sexuales cometidas en Madrid.

Pedro Luis Gallego está acusado de dos delitos continuados de violación, tres delitos de robo con violencia e intimidación, dos delitos de detención ilegal y dos delitos de lesiones, todos ellos consumados, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Además, se le investiga por dos delitos de detención ilegal en grado de tentativa con la finalidad de atentar contra la libertad sexual de las víctimas. El Juzgado 5 de Segovia se inhibirá al Juzgado de Instrucción 33 de Madrid, que ya conocía las actuaciones declaradas secretas.

Luis Gallego quedó en libertad en noviembre de 2013 en aplicación del fin de la doctrina Parot y supuestamente habría cometido al menos cuatro agresiones sexuales en el entorno del hospital de la Plaza de Madrid.

Tras su detención ayer en Segovia, el detenido fue trasladado a Madrid, donde se interpusieron las denuncias de estas nuevas agresiones. Sin embargo, el juez de guardia de Segovia consideró que debía ser él quien le tomara la primera declaración ya que la detención se produjo en la ciudad castellano-leonesa.

Desde hace meses, y tras las denuncias de dos mujeres, los investigadores buscaban a este violador que, a punta de pistola, raptaba a mujeres en la calle del Arzobispo Morcillo, situada en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, para después trasladarlas a otro lugar y agredirlas sexualmente.

DE MADRID A SEGOVIA A PUNTA DE PISTOLA

El violador del ascensor, también conocido como violador de La Paz, y que fue detenido el miércoles acusado de nuevas agresiones sexuales, secuestraba a sus víctimas en Madrid a punta de pistola, las llevaba a Segovia para agredirlas sexualmente y las devolvía al lugar del rapto en coche, según ha detallado en rueda de prensa el jefe superior de la Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez.

El delincuente, Pedro Luis Gallego, detenido este miércoles en su residencia de Segovia, se trataba de un violador en serie excarcelado en noviembre de 2013 tras materializarse la derogación de la Doctrina Parot -que redujo el tiempo en prisión con carácter retroactivo- sobre sus actuaciones entre los años 70 y 90.

Gallego, encarcelado en 1992 por el asesinato de la menor Leticia Lebrato y otros 18 delitos por agresión sexual y violación, no había sido vigilado por la Policía desde su excarcelamiento.

A través de las líneas de investigación de las Unidades de Familia y Mujer (UFAM) y las declaraciones de las víctimas, la Policía llegó a la conclusión de que el conocido como violador del ascensor podía ser el responsable de las agresiones sexuales denunciadas en los últimos alrededor del Hospital de la Paz.

Como ha explicado el jefe policial, el violador abordaba a sus víctimas, todas mujeres jóvenes de alrededor de 20 años, a punta de pistola y por la noche en las inmediaciones del Hospital de La Paz de Madrid, donde las amordazaba, les tapaba los ojos y las llevaba su piso de Segovia; después de agredirlas sexualmente, las devolvía a la misma zona de Madrid donde las había raptado.

SU NOVIA NO SABÍA NADA

También se ha conocido que la actual pareja sentimental de Gallego, presente en el momento de su detención, no sabía nada acerca de las actividades de su novio, que fue arrestado por la Policía "sin oponer ninguna resistencia". Fernández Díez ha manifestado que el detenido "reaccionó sin hablar, encerrado en sí mismo", como acostumbran a responder esta clase de sujetos, muy "introvertidos".

La inspectora jefa de la UFAM, Irene Niño, ha recordado que el juez ha ordenador el secreto de las actuaciones y que la revelación de las pruebas podría entorpecer la investigación policial. Así, Niño asevera que "esto todavía no ha acabado", y no se descarta la existencia de más víctimas del violador, que pasará este viernes a disposición judicial.

MÉNDEZ DE VIGO PIDE REFLEXIONAR A QUIENES QUIEREN DEROGAR LA PRISIÓN PERMANENTE

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, ha planteado que la "alarma social" causada por el caso del violador del ascensor debería "hacer reflexionar" a aquellos partidos políticos que pretenden derogar la prisión permanente revisable.

Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha felicitado a la Policía por la detención de Pedro Luis Gallego, el conocido como "violador del ascensor", libre desde 2013 por la derogación de la doctrina Parot y acusado de cuatro nuevas agresiones sexuales a mujeres a las que asaltaba cerca del hospital de La Paz.

Al margen de la felicitación a los investigadores, el ministro ha recordado que, en virtud de la doctrina Parot, Gallego habría estado en prisión hasta 2022, pero su derogación por sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos permitió que saliera de prisión nueve años antes.

Fue esa sentencia la que llevó al Gobierno a incluir la figura de la prisión permanente revisable en el Código Penal de 2015, ha explicado el portavoz. Se trata -ha dicho- de una medida "adecuada" y "prevista precisamente" para casos como éste: "delitos extremadamente graves en los que la reinserción sea muy problemática".

A su juicio, eso debería hacer "meditar" a quienes, como el PSOE o Podemos, pretenden derogar la prisión permanente revisable. Desde que el PP perdió la mayoría absoluta, el Congreso ya ha pedido en dos ocasiones al Ejecutivo que saque esa medida del Código Penal

"ASOMBRO E INDIGNACIÓN" CON LA JUSTICIA

A la espera del paso a disposición judicial de Pedro Luis Gallego, conocido como violador del ascensor, en Segovia donde fue detenido, los vecinos del conocido como violador del ascensor, han manifestado su "asombro" e "indignación" con la Justicia que, a su juicio, ha permitido que Pedro Luis Gallego volviera a agredir a otras cuatro chicas tras salir de prisión en 2013 después de haber asesinado a dos jóvenes.

El "violador del ascensor", excarcelado en aplicación de la doctrina Parot y ahora detenido por cuatro agresiones sexuales, apresaba de noche a sus víctimas cerca del hospital de la Paz, en Madrid, las maniataba y tapaba los ojos para llevarlas hasta un piso de Segovia donde las violaba.

En el bajo del edificio número 16 de la calle Dámaso Alonso de Segovia vivía de alquiler Gallego desde hacía más de dos años, según han confirmado en declaraciones a Efe los vecinos, quienes además han explicado que no tenían trato con el detenido.

La sorpresa es aún mayor porque, según han asegurado sus inquilinos, el edificio cuenta entre sus vecinos con varios guardias civiles, funcionarios de prisiones, bomberos, policías locales y nacionales. Del detenido han dicho que era un hombre que no daba buena impresión y que su nerviosismo y sus manías, como la cerrar constantemente todas las puertas con llave o pestillo, no les daban confianza.

PERSONA RARA Y POCO AGRADABLE QUE NO TENÍA EL NOMBRE EN EL BUZÓN

Algunos lo han definido como "una persona rara y poco agradable con mirada huraña y desconfiada" y han subrayado que en más de dos años nunca puso su nombre en el buzón.

Desde las 7:30 de la mañana de ayer se comenzaron a ver policías por la zona y el registro se efectuó entre las 9:30 y las 19:00 horas, además, según han indicado los vecinos, el acusado permaneció sentado en el descansillo toda la jornada mientras los agentes sacaban un gran número de cajas y bolsas del interior.

Una de las propietarias ha afirmado que al conocer la noticia se le pusieron "los pelos de punta" porque ella como muchos de los vecinos de la zona tiene hijas. Según han indicado, Gallego estaba en el paro y vivía solo con un perro de raza pequeña al que paseaba por la zona varias veces al día, pero su novia frecuentaba la vivienda "muy a menudo".

Eso sí, han asegurado no haber sospechado en ningún momento que en ese piso pudiera estar cometiéndose una "atrocidad así" y han confirmado que tan solo se oía "mucha actividad" en la vivienda entre las tres y las seis de la tarde.

En un bar próximo al bloque de pisos los camareros han asegurado que todos los días iba al menos una vez, frecuentemente con su novia, y que parecía una persona "completamente normal, muy amable y no daba problemas".

SIN CONTROL

La Policía no podía controlar al violador del ascensor porque en 2013 quedó en libertad sin posibilidad de "aplicar ninguna medida extraordinaria" según la ley, por lo que su detención por cuatro violaciones en Madrid se ha debido a una laboriosa investigación que comenzó con múltiples posibilidades.

Así lo han explicado dos responsables de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer que han comparecido junto al jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, para informar sobre la detención el miércoles de Pedro Luis Gallego, que tras ser condenado a 273 años de prisión salió de la cárcel en 2013 debido a la derogación de la Doctrina Parot. "

Nosotros tenemos millones de datos y archivos, pero en este caso es una persona que había sido puesta en libertad y sobre la que no cabía aplicar ninguna medida extraordinaria", ha dicho el jefe superior al ser preguntado si a Gallego se le tenía controlado de alguna manera