Los vecinos de Entrevías denuncian inseguridad por la compraventa de droga

madrid

| 23.06.2016 - Actualizado: 20:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los vecinos del barrio madrileño de Entrevías en la que anoche murió apuñalado un hombre han denunciado la inseguridad de la zona, en la que suele haber robos y reyertas derivados de la compraventa de droga, y han dicho que un crimen como el de anoche "se veía venir".

José Luis G.R., español de 53 años, falleció anoche en la calle Bohonal tras recibir dos puñaladas cerca del corazón por parte de una o varias personas que huyeron, aunque nadie reconoce haber sido testigo de los hechos.

La hipótesis principal de la Policía es que se vio envuelto en una reyerta por un ajuste de cuentas, según fuentes policiales, que han destacado que el hombre tiene al menos doce antecedentes policiales por tráfico de drogas, robo con violencia y robo contra el patrimonio.

José o "El Palu", como le conocen en el barrio, vivía "de toda la vida" en la calle Villarta, a escasos metros de donde murió anoche, con sus padres y sus dos hermanas, hasta que éstas se fueron del barrio y los primeros tuvieron que ser trasladados a una residencia, según ha relatado a Efe una vecina que ha preferido no dar su nombre.

José Luis tiene un hijo de unos 25 años que se fue del barrio "porque tampoco quería líos", ha explicado, y ha reconocido que el ahora fallecido había estado en prisión varios años por delitos relacionados con su adicción a las drogas, aunque llevaba tiempo fuera.

"Con los vecinos siempre ha sido atento y se ha portado bien, aunque sabíamos los problemas que tenía", ha dicho la allegada de la familia, que coincide en esta apreciación con otros vecinos y comerciantes del barrio.

Las ventanas del piso del fallecido permanecían abiertas este mediodía, posiblemente como las dejó ayer antes al salir de casa. Todos los consultados han coincidido en denunciar la inseguridad de la zona, en cuyas plazas se reúnen grupos de personas que, según su relato, venden y compran droga y suelen delinquir.

"Este barrio se ha degradado mucho, ya no se puede pasear tranquilo, y reyertas como las de ayer pasan a menudo, aunque no acaben con muertos", ha asegurado una de las comerciantes de la zona, que también prefiere no dar su nombre "por miedo".

Se trata de una zona cercana al Parque Forestal de Entrevías, entre la avenida de Entrevías y la A4, situada a pocas calles de la Comisaría de Villa de Vallecas de la Policía Nacional. Consta de pisos y casas bajas de los años 60 y 70, algunas de realojo, con varias plazas con bancos en las que, según los vecinos "se reúne lo peor de cada sitio, que acabado viniendo para acá". Por eso han demandando más presencia policial y más "contundencia" contra estos "delincuentes".