Los trabajos preliminares de exhumación del Valle de los Caídos arrancan hoy

Se trata de los restos de dos fusilados republicanos y dos combatientes del bando nacional

madrid

| 23.04.2018 - Actualizado: 07:38 h

REDACCION/AGENCIAS

Los peritos del Instituto Torroja de Ciencias de la Construcción comenzarán esta mañana los trabajos preliminares de exhumación de cuatro personas en el Valle de los Caídos tras la sentencia en firme de un Juzgado de El Escorial (Madrid).

Es la mayor fosa común de la Guerra Civil. Más de 30.000 muertos de ambos bandos yacen bajo la basílica, 12.000 de ellos sin identificar. La familia Lapeña lleva seis años reclamado la devolución de los restos de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, fusilados en Aragón en 1936 por sus ideas anarquistas.

Hace dos años ya hubo una sentencia que les concedía ese derecho. Sin embargo. las constantes negativas del prior benedictino han impedido hasta ahora la exhumación. Mucho ha influido el cambio de criterio de la Conferencia Episocal.

Durante el lunes y el martes técnicos del instituo Torroja del Cesic perforarán el muro del columbario e inspecciónarán los restos con una cámara. En 48 horas elaborarán un informe técnico del que dependerá finalemnte la exhumación o no de los restos.

Será la primera vez que se accede públicamente y por decisión judicial a la cripta del valle de los Caídos. En tres ocasiones anteriores se han movido cadaveres de ubicación pero nunca se había atendido la demanda individual de una familia.

Junto a los dos hermanos Lapeñá, se exhumarán otros dos cuerpos de soldados del bando nacional muertos en combate. Se trata de Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno pertenecientes al bando nacional.

Pedro Gil Calonge procedía de Castejón del Campo (Soria), de profesión agricultor, fue reclutado en Soria por el bando nacional y destinado a Zaragoza. El 1 de junio de 1937, murió a causa de herida de bala, recién cumplidos los 27 años de edad.

El otro cuerpo que se exhumará será el de Juan González Moreno nacido en Arriate (Málaga), de profesión agricultor, y fue reclutado a la edad de 28 años, por el bando nacional.

Moreno fue herido en la cabeza, lo que provocó su muerte en un hospital de Jerez de la Frontera el día 1 de agosto de 1938, sin domicilio conocido.

Posteriormente, el 25 de abril de 1964, sus restos fueron trasladados al Valle de los Caídos, como se puede observar en la anotación de su registro de enterramiento, sin que hasta la fecha hayan sido devueltos los restos a su familia.

MOMENTO HISTORICO

El abogado de las familias, Eduardo Ranz, ha confirmado que estos trabajos, llevados a cabo por técnicos del Instituto Torroja, perteneciente al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), comenzarán a las 9:30 horas de este lunes.

"Es un momento histórico, es la primera vez que se entra con una sentencia firme que pone fin a un proceso de seis años; la sociedad ahora es testigo", valoró a Efe Ranz, que acudirá a la zona junto a algunos de los familiares del contencioso.

Sanz recuerda que en democracia han sido constatadas tres entradas anteriores en diversas capillas del Valle, en 1980, en 1990 y en 2010, pero esta es la "primera vez que se realizará con la sociedad española en su conjunto como testigo".