Los trabajadores y contrata de la Lavandería Central siguen sin acercar posturas

Huelga indefinida de lavanderías hospitalarias, desde este viernes

madrid

| 03.01.2014 - Actualizado: 09:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tras casi ocho horas de negociación, la reunión que han mantenido hoy el comité de huelga de la Lavandería Hospitalaria Central y la concesionaria Flisa ha concluido sin que las posiciones de ambas partes se hayan acercado.

Los representantes de los trabajadores, que hoy cumplen 27 días en huelga en protesta por la bajada salarial del 43 % que pretende aplicar Flisa, que se adjudicó el servicio el 1 de diciembre, consideran que la propuesta de la empresa es "insuficiente", según Francisco Ronco, portavoz del comité de huelga.

Fuentes de la concesionaria han indicado a Efe que aunque la reunión ha acabado sin acuerdo, no están rotas las negociaciones. El comité de huelga tiene previsto reunirse mañana, a las 14.30, en asamblea con los trabajadores para exponer la propuesta de la empresa, cuyo contenido no precisó para que sean los trabajadores los primeros en conocerla, y recabar su opinión.

La huelga en las instalaciones de Mejorada del Campo, que arrancó el 6 de diciembre convocada por CCOO y la Asociación de Empleados de la Lavandería Hospitalaria, está siendo secundada por más del 90 por ciento de la plantilla desde el primer día, según Ronco.

La de hoy ha sido la tercera reunión entre Fundosa Lanvanderías Industriales S.A. (Flisa) y representantes de los trabajadores, después de un primer encuentro fallido en el que la empresa "no ofreció nada", y un segundo el día 23 en el que la empresa les ofreció una subida que los trabajadores consideraron "irrisoria", según Ronco.

Mientras dependían del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), la mayoría de empleados de la lavandería, que se encarga de la ropa de 19 hospitales públicos, cobraban 1.100 euros netos de promedio al mes, que es el salario correspondiente a la categoría de celadores la cual supone "el grueso de la plantilla", ha explicado.

Cuando Flisa se hizo cargo del servicio el 1 de diciembre, comunicó a los trabajadores que "el salario pasaría a 640 euros brutos mensuales para esa misma categoría, que corresponde a los trabajadores que están en la cadena de lavado", lo que dio inicio a la huelga indefinida, ha añadido.

En la penúltima reunión, según el portavoz del comité de huelga, la empresa "ofreció 100 euros brutos más, pero en un concepto variable en función de la producción, mientras que los trabajadores pedimos una cantidad fija en la nómina" para desconvocar la huelga o bien "una parte en concepto variable y la otra en fijo".