Los trabajadores aceptan el pacto y concluye la huelga de basuras de Alcorcón

El alcalde de Alcorcón celebra el fin de una huelga que nunca debió comenzar

madrid

| 05.02.2014 - 08:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los trabajadores de la empresa pública ESMASA en Alcorcón han ratificado este miércoles en asamblea el preacuerdo alcanzado entre el comité y la empresa y por mayoría han decidido desconvocar la huelga de basuras iniciada el pasado 21 de enero y que ha dejado en la calle más de 800 toneladas de residuos acumuladas, según han informado fuentes sindicales.

Tras la Asamblea celebrada este mañana, los representantes sindicales y la empresa se sentarán para firmar el documento donde se incluyen las garantías de que todos los servicios quedarán en manos de estos trabajadores, a excepción de la recogida de vidrio, y que no habrá disolución de la empresa.

Según el documento, el preacuerdo recoge que las competencias de recogida de vidrio "se retirarán a la empresa pública ESMASA" por acuerdo plenario en la siguiente convocatoria, en el que se hará "constar el mantenimiento de los puestos de trabajo de las personas que realizarán dicho servicio".

También recoge que "en ningún caso la adopción de estas medidas implicará la disolución de ESMASA" y, en consecuencia, los trabajadores se comprometen a limpiar la ciudad "a la mayor brevedad para evitar el riesgo de la salud que estos residuos está provocando". "ESMASA proporcionará los medios necesarios para ello", añaden.

Durante 16 jornadas de paros, el conflicto ha dejado un balance de hasta 800 toneladas de basura acumulada en las islas ecológicas, concentraciones y manifestaciones con más de una decena de detenidos, quema de contenedores y la intervención de la empresa pública Tragsa, que inició las tareas de limpieza para evitar la alerta sanitaria.

EL ALCALDE DE ALCORCÓN CELEBRA EL FIN DE UNA HUELGA QUE NUNCA DEBIÓ COMENZAR

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha celebrado el fin de la huelga de recogida de basura y ha considerado que "al final" se ha impuesto la razón" en un paro que "nunca debió comenzar" porque "no había ninguna razón laboral" para su convocatoria.

Pérez ha comparecido en rueda de prensa después de que los trabajadores de la empresa municipal Esmasa hayan votado a favor del pacto cerrado la pasada noche y puesto fin a la huelga de recogida de basuras iniciada hace 16 días en la localidad madrileña, con 97 votos a favor del fin del paro, 27 en contra y 8 en blanco.

Según el alcalde de Alcorcón, al igual que la huelga no debería haber comenzado, tendría que haber terminado "hace mucho tiempo", porque el Ayuntamiento aseguró "siempre" que "no había ningún despido y ninguna rebaja salarial". "También dijimos por nuestra parte que no podía haber ninguna cesión, porque no ha había habido ninguna agresión, entre comillas, a los derechos laborales", ha añadido.

En opinión de David Pérez, la huelga se ha desconvocado "tal y como se convocó": sin que el Consistorio haya realizado ninguna cesión.

El convenio con Ecovidrio, ha remarcado, se va a seguir firmando "como se había decidido firmar". "Recuerdo que la razón para la que se convocó esta huelga era para que no se firmara ese convenio y debo decir que se va a firmar", ha recalcado.