Los taxistas vuelven a movilizarse en contra de la CNMC y de empresas como Uber

madrid

| 17.10.2017 - Actualizado: 14:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los taxistas han vuelto a movilizarse este martes en Madrid, en esta ocasión en protesta por la postura de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) favorable a la liberalización de los servicios de alquiler de vehículos con conductor (VTC), como los que prestan empresas como Uber y Cabify.

Fedetaxi tiene otras dos concentraciones de este tipo previstas, para los próximos días 25 de octubre y 2 de noviembre, también ante la sede de la CNMC de Madrid, situada en el centro de la capital.

Con estas concentraciones, los taxistas reclaman la dimisión del presidente del 'superregulador', José María Marín Quemada, por considerar que "se ha quedado solo en Europa defendiendo a empresas como Uber", en referencia a las "prohibiciones y sanciones" que compañías de ese ramo están registrando en distintas ciudades europeas como Londres.

Para Fedetaxi, estas prohibiciones "contrastan con el empecinamiento del presidente de la CNMC de litigar contra el Ministerio de Fomento para intentar derogar la norma reguladora de las VTC y regalarles el mercado".

La legislación actual establece la concesión de una licencia de VTC por cada treinta de taxi. No obstante, se espera que en las próximas fechas se concedan por vía judicial miles de autorizaciones a vehículos con conductor como consecuencia del vacío legal que se generó en esta norma entre los años 2009 y 2013.

En un comunicado emitido cuando hace unos días convocó las concentraciones, la principal asociación del gremio insistió en reclamar una "rápida" regulación de las actividades del taxi y el VTC "a fin de proteger el interés general de los ciudadanos y ordenar debidamente el futuro de la movilidad de las ciudades, impidiendo así que los intereses de multinacionales como Uber y Cabify dibujen y determinen el desarrollo de los servicios de transporte".