Profesionales de la sanidad madrileña se concentran en protesta por cambios laborales

madrid

| 05.01.2012 - 08:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Más de 5.000 profesionales de la sanidad madrileña se han concentrado este jueves ante numerosos hospitales y centros de salud de la región, según estimaciones de los sindicatos, para protestar por los cambios laborales que han entrado en vigor el 1 de enero. Las concentraciones han sido convocadas por CCOO, Satse, Amyts, Csit, UGT y USAE contra los recortes incluidos en la nueva Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2012, que los sindicatos califican de "muy negativos tanto para los trabajadores como para la calidad de la asistencia sanitaria".

Según los convocantes, había entre 150-200 trabajadores frente a los grandes hospitales como el Ramón y Cajal, La Paz, Doce de Octubre, el Clínico y el Gregorio Marañón, un centenar en La Princesa, el Príncipe de Asturias o el Hospital de Getafe, además de medio centenar en el Infanta Leonor o el Infanta Sofía. Si a ello se suma "una media de diez profesionales en los 300 centros de salud de la Comunidad de Madrid, la cifra podría superar los seis mil concentrados", de acuerdo con las estimaciones de CCOO y UGT.

Para CCOO, la convocatoria ha tenido "una muy buena respuesta, pese a la dificultad de las fechas, con las plantillas de los centros al mínimo", por lo que en muchos centros los trabajadores se han concentrado a "la hora del bocadillo".Según UGT, esta primera convocatoria ha sido una "toma de contacto, el inicio de lo va ser la campaña de movilización" que incluirá la celebración de asambleas en los centros para informar a los trabajadores.

La ley incluye el incremento de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales y que la Comunidad deje de complementar el sueldo de los empleados públicos en las bajas por enfermedad entre 4 y 15 días, con objeto de reducir un 40% el absentismo laboral.

El aumento de la jornada laboral "conllevará la destrucción de casi 7.000 puestos de trabajo en 2012, de los que aproximadamente 3.000 serán del sector sanitario, afectando fundamentalmente al personal con contrato eventual", según los sindicatos. Asimismo, "la supresión de la mejora por incapacidad temporal implica que los trabajadores, en caso de enfermedad común y accidente no laboral, no percibirán retribución alguna los tres primeros días de la baja; desde el cuarto día hasta el 20 percibirán el 60 por ciento, y el 75 por ciento desde el día 21 en adelante".

Tanto CCOO como UGT coinciden en que las nuevas medidas "rompen acuerdos firmados con los sindicatos desde hace varios años y suponen una bajada salarial encubierta, dado que se aumenta la jornada laboral un 7% y se mantiene el sueldo". En la concentración frente al Gregorio Marañón y un centro de salud de Chamberí, se palpaba el enfado y la indignación de los concentrados, entre ellos un médico de Familia del citado centro, que padece ciática y no ha podido coger la baja "porque tiene que pagar la hipoteca" y que ha estado sentado en un banquito.