El primer radar de tramo de España, en el túnel de Guadarrama, ya ha comenzado a multar

Tráfico sorprende a más de 2.000 conductores saltándose el límite de velocidad durante las pruebas de radares de tramo

madrid

| 01.02.2011 - 08:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer radar de tramo instalado en España comenzará a multar hoy en el kilómetro 53 de la AP-6, en el túnel de Guadarrama, de forma que se sancionará a los conductores que sean sorprendidos superando los 100 kilómetros por hora.

Además, hoy también comenzará a multar otro radar de tramo en el túnel de Torrox (Málaga), en el kilómetro 287,7 de la A-7, que al igual que el de Madrid, funcionaba en pruebas desde diciembre. A diferencia de los radares fijos tradicionales, estos nuevos puntos de control miden la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado tramo de carretera.

MIDEN LA VELOCIDAD MEDIA

s fijos tradicionales, estos nuevos puntos de control miden la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado tramo de carretera. Desde finales de diciembre de 2008, la DGT estaba enviando una carta a los infractores 'cazados' por estos radares.

No obstante, a partir de este martes el que infrinja los límites permitidos será sancionado con una multa de hasta 600 euros y la detracción de hasta seis puntos de su permiso de conducir dependiendo de en cuantos kilómetros exceda la velocidad máxima permitida.

Tráfico recuerda que "la velocidad inadecuada o excesiva es una de las causas principales de los accidentes de tráfico y que está presente en uno de cada cuatro accidentes mortales con el enorme coste humano y social que ello conlleva".

A pesar de llamarse radares de tramo, estos dispositivos de control se asemejan más a los 'foto roja' o cámaras que hay en algunas ciudades para detectar a los conductores que se saltan los semáforos que a los actuales radares fijos, ya que no funcionan con radares, sino con cámaras de visión artificial infrarrojas situadas en cada uno de los carriles.

GRABAN TODOS LOS VEHÍCULOS

Estas cámaras graban todos los vehículos que pasan por el túnel y registran el momento en que cada vehículo entra y sale del túnel, así como su matrícula. Más tarde, con estos datos, un ordenador comprueba los tiempos que cada vehículo ha tardado en cruzar el túnel y calcula su velocidad media. Posteriormente, las imágenes de aquellos vehículos que se hayan saltado la velocidad serán enviados al Centro de Gestión de Denuncias Automatizadas de León de Tráfico, que gestionará la multa y se la hará llegar al conductor.

La DGT advierte de que en este tipo de radares todos los sensores están interconectados, "de modo que no sirve de nada cambiarse de carril, ni frenar justo antes de la cámara instalada al final del túnel, ya que lo que mide es la velocidad media a la que se circula por dicho tramo".

Los radares por tramos están señalizados con señales verticales similares a la de los radares fijos y se instalarán en un principio en túneles debido a la peligrosidad de este tipo de tramos, según ha informado en distintas ocasiones la DGT. Tras la puesta en marcha del radar de la AP-6 y el de la A-7, está previsto la puesta en marcha de otro en la AP-6 en Barrios (León).

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció a principios de año, que el Gobierno tiene intención de instalar próximamente otros 100 radares, seis de ellos de tramo y aseguró que se trata de sistemas de control "más justos" y "más razonables" que los radares fijos, ya que evitan la "pillería" de los que frenan al ver un radar fijo y evita que un conductor que conduce habitualmente correctamente sea sancionado por un despiste en un momento dado.

MÁS DE 2.000 CONDUCTORES PILLADOS DURANTE LAS PRUEBAS DE RADARES DE TRAMO

Tráfico ha sorprendido a 2.073 conductores saltándose el límite de velocidad de 100 kilómetros por hora durante la fase de pruebas de los nuevos radares de tramo en la AP-6 en Guadarrama (Madrid) y en la A-7 en Torrox (Málaga), según datos la Dirección General de Tráfico (DGT). Tal y como informó la DGT en diciembre de 2010, estaba previsto que estos dos nuevos radares, que miden la velocidad media a la que circula un coche en un tramo en lugar de en un punto fijo, comenzarán a multar este martes, sin embargo, el radar de Torrox (Málaga) no lo hará hasta el 1 de marzo, han señalado fuentes de Tráfico a Europa Press.

140.000 VEHÍCULOS CONTROLADOS

Concretamente, durante el mes de enero se han controlado 140.000 vehículos en el túnel de la AP-6 en Guadarrama (Madrid), de los cuales 273 (el 0,2 por ciento de los vigilados) han infringido el límite de velocidad de 100 kilómetros por hora.

Mientras, en el túnel de Torrox (Málaga), durante el mes de enero se ha estado homologando el aparato y cambiando la señalización de limitación de velocidad en el túnel, de 80 a 100 kilómetros por hora. En este periodo de pruebas se han controlado 100.000 vehículos, de los cuales 1.800 (un 1,8 por ciento) han sido infractores.

Los 273 infractores 'pillados' en el túnel de Guadarrama (Madrid) han recibido una carta en la que se les notificaba que habían infringido los límites de velocidad y se les comunicaba que "la velocidad inadecuada o excesiva es una de las causas principales de los accidentes de tráfico y que está presente en uno de cada cuatro accidentes mortales con el enorme coste humano y social que ello conlleva".

túnel de Guadarrama (Madrid) comenzará a multar y el que sea sorprendido excediendo la velocidad máxima permitida podrá recibir una multa de hasta 600 euros y la detracción de hasta seis puntos de su permiso de conducir dependiendo de en cuantos kilómetros exceda la velocidad máxima permitida.

En el túnel de Torrox, sin embargo, en febrero se empezarán a enviar cartas informativas a los infractores y se comenzará a denunciar a partir del 1 de marzo, según han señalado fuentes de la DGT.

CUATRO NUEVOS RADARES

Este año está previsto, dentro del plan de instalación de 100 nuevos radares anunciado por el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la colocación de cuatro radares de tramo más en la AP-66 en Barrios de Luna (León), la M-40 en los túneles del Pardo en Madrid, la AP-9 en Sartego (A Coruña) y la A-7 en San Juan (Alicante).