Los presuntos asesinos de Alvaro Ussía se enfrentan a penas de 13 a 15 años

madrid

| 28.02.2011 - 11:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los tres acusados del homicidio de Alvaro Ussía, el joven que falleció la madrugada del 15 de noviembre de 2008 a las puertas de la antigua discoteca El Balcón de Rosales, serán juzgados a partir de este martes por un Jurado Popular de la Audiencia Provincial de Madrid. El juicio despejará las dudas sobre la causa de la muerte del chico. El informe forense realizado a instancias de la juez reveló que murió por aplastamiento del corazón provocado probablemente por el fuerte golpe en el pecho que le asestó el principal acusado, Antonio S.

Sin embargo, el informe elaborado a petición de la defensa de Antonio S. apunta a que el joven podría haber muerto a consecuencia del masaje cardiaco que se le práctico por parte de los efectivos del Samur-Protección Civil.

La investigación judicial, que concluyó el pasado mes de mayo, determinó que el autor del golpe mortal era Antonio S., conocido como 'Pitoño', quien cumple prisión preventiva desde que ocurrieron los hechos. También se acusa del homicidio a David A. y a David S., quienes se encuentran en libertad provisional desde febrero de 2010 al constatar la juez que el cadáver no presentaba signos de violencia. Según la acusación de la Fiscalía de Madrid, el principal imputado se enfrenta a 15 años de prisión por un delito de homicidio, mientras que los otros procesados afrontan una pena de 13 años de cárcel por la misma infracción penal.

En el auto de apertura de juicio oral, la instructora relató que cuando los porteros expulsaron al joven de la sala, éste les recriminó por ello. "El acusado Antonio S.S. se lanzó hacia él, seguido de inmediato por los otros dos porteros acusados, y entre los tres condujeron a Alvaro por la fuerza hasta el final de las escaleras", recogía el citado auto. Añadía que "una vez allí, lo rodearon los tres y Antonio le hizo una zancadilla, tirando a Alvaro al suelo boca arriba y se arrojó fuertemente contra él, tirándose de rodillas sobre su pecho y manteniéndose" hasta que le provocó una rotura cardiaca.

TESIS DE LA FISCALIA

En su escrito de acusación, que se hizo público el pasado mes de enero, el fiscal mantiene que Antonio S., ayudado por los otros dos acusados, y valiéndose de una zancadilla, tiró a Alvaro al suelo boca arriba, para a continuación, de forma intencionada y siendo consciente de que con ello podía provocarle la muerte, se arrojó fuertemente sobre él, tirándose de rodillas sobre su pecho y manteniéndose en esa posición, hasta provocarle una rotura traumática del corazón.

El informe de autopsia reveló que el cadáver del chico no presentaba "signos de violencia", lo que hizo que la juez acordara la libertad provisional de los dos porteros que supuestamente le golpearon en los costados. La autopsia concluyó que Ussía murió por rotura del corazón provocada probablemente por el fuerte golpe en el pecho que le asestó Pitoño.

Según los testigos, la primera ambulancia llegó a la sala a las 5.30 horas y encontró al chico "inconsciente" en el suelo. Al no reaccionar a los estímulos, se avisó a una UVI del Samur para que un médico atendiera al joven.

Durante más de una hora, se le intentó reanimar, pero sufrió dos paradas cardiorrespiratorias. Entonces, se le trasladó "técnicamente vivo" con "una reacción cardiopulmonar" al Hospital Clínico San Carlos, donde falleció a las horas.