Los piquetes tiran huevos y piedras a los autobuses de Larrea

Dos autobuses han sido apedreados en Galapagar y Guadarrama

El comité de empresa asegura que la plantilla secunda la huelga al 100%

Avanza pide que "cesen los actos de vandalismo" y reitera sus disculpas a los usuarios por las molestias

La huelga afecta a un total de 14 municipios

madrid

| 21.03.2017 - 13:39 h
REDACCIÓN

Distintos piquetes han arrojado huevos a los autobuses de Larrea, cuya plantilla está en huelga en protesta por los recortes salariales y que, según el comité de empresa, está siendo secundada por el cien por cien de los trabajadores. Según ha informado a Europa Press el presidente del comité de empresa, Julio Mateo, algún compañero ha arrojado huevos a los autobuses que salían de las cocheras de la compañía, ubicadas en el Polígono P29 de Collado Villalba. Dos autobuses han sido apedreados en Galapagar y Guadarrama.

La primera jornada de huelga de los conductores de la empresa Larrea en el noroeste de la comunidad ha transcurrido con dos autobuses apedreados y grandes retrasos debido a la colocación de piquetes en la nave central de la compañía.

Así lo ha confirmado en declaraciones a los medios la alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, que ha explicado que los servicios mínimos han salido con "hora y media de retraso" debido a la existencia de piquetes en la nave.

En este sentido, Vargas ha informado de que dos autobuses han sido apedreados, uno en Galapagar y otro en el término municipal de Guadarrama.

Asimismo, la alcaldesa ha señalado que los ciudadanos "habrán apostado por el coche particular" ante las incidencias del servicio, algo que no se ha reflejado en una mayor saturación del tráfico.

PIQUETES EN LAS COCHERAS

Mateo ha explicado que el 100 por 100 de la plantilla ha secundado la jornada de huelga, en la que los autobuses han llegado a salir con una hora de retraso sobre el horario previsto porque "curiosamente" la "mayoría" de los coches tenía las "lunas rajadas" y presentaba "desperfectos".

"El comité de huelga tiene que revisar los coches que van a salir y curiosamente la mayoría, que si las lunas rajadas y con desperfectos, sabiendo que en estas circunstancias se revisan los coches, yo no sé cómo han cogido los que tienen defectos. Parece que lo han hecho adrede", ha puntualizado. En este sentido, ha señalado que "al final" como "se echaba la hora encima" han salido algunos de los vehículos "sin revisar".

"Es increíble lo de esta empresa, nos tiene anonadados a la mayoría de la plantilla", ha añadido. Según Mateo, la empresa "se tiene que dar cuenta" de las circunstancias que han llevado a la convocatoria de huelga. "Están equivocados y que tienen que rectificar y negociar, no imponer", ha aseverado.

El comité de empresa de autobuses Larrea ha convocado jornadas de huelga entre las 00.00 y las 24.00 horas de los días 21, 27 y 28 de marzo; y 3, 4, 10, 11, 17, 18, 24 y 25 de abril.

Los motivos esgrimidos son que los trabajadores "han sufrido recortes salariales significativos", y que además "en los últimos tiempos" se están haciendo "contratos precarios" a los trabajadores de nueva contratación y que "existe en la empresa una pérdida general de derechos sociales".

A ello han sumado los "reiterados" incumplimientos de la empresa en "servicios y mantenimiento de la flota repercute" en que "no haya suficientes plazas en relación a la demanda". "La situación se produce desde el 23 de enero, cuando retiraron los refuerzos a requerimiento de la Inspección de Trabajo porque no se cumplían las pausas establecidas por Ley para conductores profesionales", ha puntualizado Mateo.

LA VERSION DE AVANZA

Avanza ha comunicado que ante las peticiones del Comité de Empresa, consistentes en reordenar los descansos y reducir las horas extraordinarias, "la empresa ha contratado en los últimos meses a 30 personas, medida que ha supuesto un importante esfuerzo económico".

La empresa ha anunciado la "imposibilidad" de asumir la totalidad de las demandas de carácter salarial del Comité, "ya que resultan inviables económicamente". La compañía ha expresado su intención de permanecer abierta al dialogo para llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores, con el objetivo de encontrar la solución "más satisfactoria" a las demandas planteadas.

Por otra parte, la empresa condena los actos vandálicos que se están realizando en la flota (rotura de lunas y pinchazos de ruedas), "ya que perjudican seriamente el servicio a prestar a los usuarios". Por este motivo, Avanza pide que "cesen esos actos de vandalismo", y a su vez reitera sus disculpas a todos los usuarios por las molestias que están sufriendo.

Avanza también ha anunciado hoy que ofrecerá los servicios mínimos establecidos por la Comunidad de Madrid, que son del 50 al 60 por ciento en hora punta y del 35 por ciento el resto del día en las rutas de Zona Norte (Villalba, Guadarrama, Torrelodones, etc.), durante la huelga convocada por el Comité de Empresa de la sociedad Larrea.

SERVICIOS MINIMOS DE HASTA EL 60% EN HORA PUNTA

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha establecido unos mínimos de hasta el 60 por ciento en hora punta durante los paros de 24 horas convocados que tendrán lugar todos los lunes y martes de los meses marzo y abril a partir de este martes y que afectan a la zona noroeste de la región.

Los servicios mínimos oscilarán entre el 60 y el 50 por ciento en hora punta (desde las 6 hasta las 10 horas) dependiendo de la coincidencia de las líneas de autobuses con el servicio de Cercanías Renfe.

Con respecto a las horas valle, en las que se registra una menor demanda de transporte, los servicios mínimos serán del 35 por ciento. Así, los paros afectarán a la concesión VCM-604 (Madrid-Cercedilla-Hoyo de Manzanares) en el noroeste de la región, que cuenta con un total de 21 líneas, 104 itinerarios diferentes y una demanda media en día laborable de 22.700 viajeros.

La huelga afectará a un total de 14 municipios y seis localidades exclusivas del servicio (Hoyo de Manzanares, Collado Mediano, Becerril de la Sierra, Los Molinos, Cercedilla y Navacerrada). Asimismo, conectará con otros municipios del entorno (Las Rozas, Collado Villalba, Torrelodones y Colmenar Viejo, con una población de 290.000 personas), que en este caso sí cuentan con otras líneas de autobús interurbano.

Las líneas de autobuses interurbanos afectadas por la huelga serán la 610 Torrelodones-Hoyo de Manzanares-Colmenar Viejo; 611 Madrid (Moncloa)- Hoyo de Manzanares; 611A Madrid (Moncloa)-Hoyo de Manzanares (por Urb. Las Colinas); 612 Madrid (Moncloa)-Torrelodones; 613 Madrid (Moncloa)- Torrelodones (por centro comercial); 680 Collado Villalba (Hospital)-Cercedilla; 681 Madrid (Moncloa)-Alpedrete y 682 Madrid (Moncloa)-Villalba-Guadarrama.

También habrá paros en las líneas 683 Madrid (Moncloa)-Collado Mediano; 684 Madrid (Moncloa)-Cercedilla (por Guadarrama); 685 Majadahonda (Hospital)-Las Rozas-Guadarrama; 686 Madrid (Moncloa)-Torrelodones (por Los Peñascales); 686A Madrid (Moncloa)- Torrelodones (por Montealegre); 687 Madrid (Moncloa)-Collado Villalba; 688 Madrid (Moncloa)-Los Molinos; 690 Guadarrama-Collado Mediano-Navacerrada; 691 Madrid (Moncloa)-Becerril-Navacerrada-Valdesqui; 696 Collado Villalba (Hospital)-Navacerrada; L-1 Cercedilla; L-4 Guadarrama y N602 Madrid (Moncloa)-Torrelodones-Collado Villalba.