Los peritos finalizan los trabajos preliminares de exhumación en el Valle de los Caídos

Entrevista con Emilio Silva, presidente de la Asociación de Memoria Histórica

Patrimonio no deja entrar en el Valle de los Caídos a los familiares de los cuerpos que serán exhumados

Ocho exhumaciones pendientes de Patrimonio Nacional

madrid

| 23.04.2018 - Actualizado: 20:35 h

Redacción Agencias

Patrimonio Nacional ha informado que los técnicos del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han finalizado los trabajos de campo en el Valle de los Caídos. El organismo recuerda que los peritos han retomado las actuaciones técnicas preliminares para establecer la viabilidad de acceso al piso tercero de la Cripta del Sepulcro de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, así como para comprobar el estado de la misma. Patrimonio ha explicado que está previsto que, a finales del próximo mes de mayo, concluya la elaboración de un informe a este respecto, así como la descripción de las obras que deberían llevarse a cabo si no fuera posible el acceso a la cripta, además de dar cuenta de su estado. Este informe será entregado al Patrimonio Nacional.

Los trabajos de campo llevados a cabo por técnicos del Instituto Eduardo Torroja por encargo del Patrimonio Nacional han sido realizados en días de cierre del Valle de los Caídos para "permitir que se desarrollen sin perturbaciones ni interferencias de ninguna clase".

DENIEGAN LA ENTRADA A LOS FAMILIARES

Los familiares de las víctimas se han personado hoy en el inicio de los trabajos para poder acceder al recinto, petición que ha sido denegada por parte de Presidencia del Gobierno.

Patrimonio recuerda que el documento fue paralizado por un recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos ante la Audiencia Nacional.

Con fecha 19 de marzo de 2018, se recibió la comunicación del desestimiento del recurso por parte de la Abadía. La entidad señala que en el caso de que se posibilitara el acceso al osario se solicitaría dictamen al Consejo Médico Forense para que se pronuncie sobre el procedimiento aplicable a la localización, identificación y exhumación de los restos cadavéricos de los familiares de Lapeña. "No se producirá ninguna actuación para la exhumación de restos mientras no se reciba dicho dictamen del Consejo Médico Forense", advierten.

Aseguran que la entidad deberá actuar cumpliendo lo señalado en el informe de la Abogacía General del Estado sobre las medidas que debe adoptar para la ejecución del auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de San Lorenzo de El Escorial de 30 de marzo de 2016.

De acuerdo con ello, en el caso de confirmarse que los restos óseos "se han convertido actualmente en un osario", deberá hacerse saber esta circunstancia a su familia, para que "interponga una demanda en el correspondiente proceso declarativo ante la Jurisdicción ordinaria para que se pronuncie en definitiva sobre la exhumación solicitada si hay derechos de terceros afectados".

Asimismo, Patrimonio sugiere a la Abogacía del Estado que en este proceso deberían figurar aquellas personas identificadas cuyos parientes se encuentren inhumados en el mismo piso de la mencionada cripta del cementerio del Valle de los Caídos.

También debería tenerse en cuenta a "aquellas otras que respondan a la oportuna citación por edictos, a realizar en los lugares de los que procedan los restos cadavéricos que se encuentran en ese lugar", precisan.

El organismo asegura que la sentencia judicial tendrá que valorar los "intereses en conflicto y la aplicación del principio de proporcionalidad en las actuaciones requeridas, resolviendo, en definitiva, lo que proceda en orden a la localización, identificación y, en su caso, exhumación y entrega a sus familiares de los restos cadavéricos" de los hermanos Lapeña.

UN DÍA HISTÓRICO

La exhumación de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, procedentes de Villarroya de la Sierra (Zaragoza) y fusilados en 1936 por el bando nacional, está recogida en una sentencia judicial.

Por su parte, una resolución de Patrimonio recoge las exhumaciones de Pedro Gil Calonge, de Castejón del Campo (Soria), de profesión agricultor, que fue reclutado en Soria por el bando nacional y destinado a Zaragoza, hasta que el 1 de junio de 1937, murió a causa de herida de bala; y la de Juan González Moreno, nacido en Arriate (Málaga), también de profesión agricultor y reclutado por el bando nacional, a quien una herida en la cabeza provocó su muerte en un hospital de Jerez de la Frontera el día 1 de agosto de 1938 y fue enterrado en el Valle de los Caídos el 25 de abril de 1964.

Los miembros de la comitiva de familiares recibieron la negativa de Patrimonio para entrar al interior y presenciar los trabajos de los técnicos. Un portavoz de Patrimonio ha pedido a las familias que "no se interfiera" en los trabajos de los peritos. "No es un buen momento; están haciendo sus labores", ha añadido y ha reclamado "prudencia".

Ante esta negativa, Ranz ha considerado que impedirles el acceso al recinto es un "error" y ha reclamado a Patrimonio una "buena explicación" por tomar tal decisión.

El abogado ha señalado que este lunes es un "día histórico" y ha recordado que las víctimas fueron "secuestradas y enterradas con sus verdugos". Asimismo, ha comparado esta acción con la exhumación de los restos de Miguel de Cervantes que se realizó en 2015 patrocinada por el Ayuntamiento de Madrid con una "cámara milimétrica". "Lo que se va a producir hoy será parecido", ha opinado.

A una pregunta acerca del tiempo que pueden durar los trabajos y las exhumaciones, el abogado ha explicado que espera que sea un plazo corto y ha negado haber mantenido ningún encuentro con el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera.

Por su parte, los familiares han recibido con emoción y esperanza el inicio del proceso. Purificación Lapeña Garrido, nieta de Manuel Lapeña y sobrina nieta de Antonio Lapeña, ha explicado que este "histórico día" puede allanar el camino para otras familias que quieran buscar y enterrar a sus familiares. "Tampoco me creo mucho que no se pueda acceder. Con la tecnología de hoy se puede hacer cualquier cosa", ha explicado.

Rosa Gil, nieta de Pablo Gil Calonge, ha destacado la importancia de que se reúnan las familias de ambos bandos. "No venimos con revanchismo solo a recoger a nuestros familiares y llevarlos a casa", ha recalcado al tiempo que ha desvelado la ilusión y esperanza de su padre con 82 años.

Asimismo, Francisco Mesa, nieto de José y Antonio Cansado la Mata personas que también se encuentran en el Valle de los Caídos, ha destacado que esta acción "es un primer paso para cerrar heridas". "En mi caso no hay resolución judicial, pero visto lo visto Patrimonio tiene que abrir las puertas para los que deseamos sacar a nuestros familiares. Es el principio del camino de la esperanza", ha concluido.

También se ha expresado sobre este asunto el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha recordado un informe de expertos elaborado hace unos años que explicaba las dificultades para llevar a cabo las exhumaciones en el Valle de los Caídos. Catalá ha destacado las "dificultades de acceso físico" a la zona y ha emplazado a las conclusiones del informe de los peritos del instituto del CSIC.