Los parkings salvarán de las multas en las áreas con tráfico restringido

madrid

| 04.03.2015 - 15:19 h
REDACCIÓN

Los coches podrán volver a circular por todas las calles de Embajadores, Cortes, Las Letras y Ópera si su destino es un aparcamiento público. Además, el cierre de Justicia y Universidad se aplaza.

Hace más de una década que se puso en marcha la primera Área de Prioridad Residencial (APR) pero aún hoy muchos conductores despistados que no interpretan bien las señales de entrada y entran por donde no deben a aparcar en los parkings públicos que hay en su interior, lo que les supone una multa. A partir del verano aparcar en un parking público en una zona cerrada al tráfico nos librará de las multas.

Actualmente sólo se permite el acceso a estos aparcamientos, como el de la plaza de Santa Ana, por una calle -en el caso citado, por la calle Príncipe-, y los incautos que creen que el ticket de su estacionamiento les libra de la multa por haber entrado en la zona restringida al tráfico se topan con un no rotundo cuando las recurren.

Multas que a partir del 1 de agosto ya no existirán, puesto que la nueva normativa de las APR permite que accedan todos los vehículos a la misma cuando entran en los aparcamientos públicos de su interior.

De hecho, una de las modificaciones más importantes de la normativa afecta a los comerciantes. Para empezar, porque podrán autorizar hasta 12 vehículos con los que realicen servicios que no sean de carga y descarga para que entren no sólo en la APR en la que esté localizada la empresa, sino en todas.

También se ha cambiado el horario de carga y descarga para que, a partir del 1 de agosto, sea el mismo para todas las áreas de prioridad residencial en respuesta a una petición de todos los colectivos afectados ya que, actualmente, hay distintos horarios para entrar en cada una de ellas.

Asimismo, desde este verano y según el tipo de combustible que utilicen los vehículos de carga y descarga, podrán trabajar hasta ocho horas continuas en el interior de las APR. Así será para los automóviles eléctricos, de pila de combustible o de emisiones directas nulas, como es el caso de los híbridos enchufables que podrán realizar sus servicios entre las 8:00 y las 18:00 horas.

Aquellos propulsados por GNC, GLC, híbridos o Euro 6, podrán trabajar entre las 8:00 y las 15:00 horas y, por último, el resto de vehículos tendrán autorizada la carga y descarga en todas las APR entre las 8:00 y las 13:00 horas.

Por otro lado, se ha eliminado la necesidad de pedir autorización para entrar en las zonas de tráfico restringido a los residentes con tarjeta del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), a los taxis, a las motocicletas únicamente entre las 7:00 y las 22:00 horas, a las bicicletas, a los vehículos cero emisiones (eléctricos, etc.) y a los de «carsharing» que tengan autorización SER.