Los nuevos taxis de Madrid tendrán que ser no contaminantes a partir de 2018

madrid

| 31.08.2017 - 10:58 h
REDACCIÓN
Más sobre: taxisSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Junta de Gobierno de Madrid ha aprobado hoy que todos los nuevos taxis de Madrid sean desde 2018 ecológicos, excepto los eurotaxi -adaptados a personas con movilidad reducida-, una medida con la que el Ayuntamiento aspira a conseguir "a corto plazo" una flota de vehículos poco o nada contaminante. Esta medida, según fuentes municipales, se incluye en la modificación de la ordenanza del taxi aprobada hoy por la Junta de Gobierno de la capital española.

La nueva ordenanza incluye, además, la libre elección de modelo de vehículo para prestar servicio por parte de los titulares de licencia de autotaxi, sin autorización previa del Ayuntamiento como venía realizándose hasta ahora, siempre que cumplan las dimensiones mínimas y los límites de emisión establecidos, y que sea posible la instalación del taxímetro según marca la normativa estatal y autonómica.

De esta manera, a partir del 1 de enero de 2018 todos los vehículos que se adquieran para prestar servicio de taxi tendrán que tener etiqueta ECO o CERO emisiones de la Dirección General de Tráfico. Los ECO incluyen los coches eléctricos y de pila combustible, y los vehículos Cero Emisiones son los híbridos no enchufables, enchufables con autonomía de menos de 40 kilómetros por hora, de gas natural y de gas licuado de petróleo.

Según precisa el Consistorio, los eurotaxis quedan exentos de la obligatoriedad debido a la limitada oferta comercial de estos vehículos adaptados para personas con movilidad reducida. Actualmente 15.723 taxis prestan servicio en el área de Madrid, donde cada año se renuevan una media de unos 2.500 vehículos. Un 36,47% de la flota cuenta con etiqueta ECO de la DGT y un 0,18% con etiqueta CERO.

Para la modificación de la ordenanza, el Ayuntamiento de Madrid ha mantenido reuniones con las organizaciones del sector y reconoce "el esfuerzo" que los taxistas hacen en la adaptación del sector para ofrecer a los usuarios un servicio respetuoso con la calidad del aire. Una vez aprobada inicialmente la modificación, se abre un periodo de información pública en el que cualquier persona u organización interesada podrá formular alegaciones antes de su aprobación definida por el Pleno.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi, Julio Sanz, ha calificado la modificación de la ordenanza municipal por la que todos los nuevos vehículos que se incorporen al servicio en Madrid tendrán que ser no contaminantes como "muy positiva". "Ocupamos una parte muy importante de la circulación en la capital, por lo que también somos responsables de la contaminación. Este es un proyecto en el que hemos trabajado de forma conjunta con el deseo de favorecer las políticas medioambientales", ha subrayado el representante del sector del taxi.

Sanz también ha valorado la partida de 1,5 millones de euros que el Consistorio ha destinado en 2017 a este cambio de flota, aunque cree que, a pesar de que espera que la cantidad aumente el próximo ejercicio, las medidas no se pueden quedar ahí. "La subvención es una cosa coyuntural, necesitamos políticas favorables que fomenten en transporte público", ha dicho.

EL AYUNTMAIENTO INYECTA 16 MILLONES PARA LA LIMPIEZA DE CHAMARTÍN, TETUÁN Y CENTRO

Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid ha modificado el anexo de uno de los lotes de los contratos integrales de limpieza suscritos por la anterior corporación, del PP, para inyectar 16 millones de euros más hasta el 2021 con los que limpiar más calles en los distritos de Chamartín, Tetuán y Centro. La Junta de Gobierno de la capital española ha aprobado y esta medida, dada a conocer a los periodistas en la rueda de prensa ofrecida hoy por la teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras, al encontrarse de vacaciones la portavoz municipal, Rita Maestre.

Con la modificación del anexo del contrato del primero de los seis bloques en que se dividieron los contratos integrales de limpieza, de 2013, el equipo de Gobierno de Manuela Carmena busca garantizar la limpieza diaria de 171 kilómetros de calles en esos tres distritos. Hasta ahora, las empresas solo tenían la obligación de limpiar 85 kilómetros de calles.

La medida, anunciada ya en abril de este año, implicará la contratación por parte de las empresas de 118 nuevos empleados.

Esta es la herramienta encontrada por la mesa de la limpieza para mejorar la situación de las calles madrileñas sin rescindir los contratos integrales firmados por el Ejecutivo local de Ana Botella, ya que hacerlo tendría un alto coste y supondría una pérdida patrimonial para las arcas municipales.En la rueda de prensa, la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo ha defendido hoy que la modificación ha sido posible porque se ha cambiado el 'anexo' del contrato donde se establecen cuáles son las calles principales que se deben limpiar todos los días.