Los nuevos parquímetros madrileños incorporan un 'monedero virtual' con la matricula

Se pagará según la ocupación de la vía y en función de las emisiones del vehículo

Será más barato aparcar en un barrio con más espacio disponible que en los más saturados

A partir del 1 de julio se podrá aparcar 2 horas en zona verde y hasta 4 en azul

Desaparecen los parquimetros azules y verdes; ahora habrá que indicar donde se aparca

Los tres nuevos modelos de parquímetros comenzaron a instalarse ayer

madrid

| 27.05.2014 - Actualizado: 16:53 h
REDACCIÓN

Los tres nuevos modelos de parquímetros de la capital comenzaron a instalarse este lunes y estarán en periodo de adaptación hasta el 1 de julio, cuando entren en vigor las nuevas tarifas y novedades como el 'monedero virtual', destinado para aquellos que paguen en metálico y que permitirá, si no se tiene la cuantía exacta, acumular el sobrante para la siguiente operación.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha presentado este martes los nuevos modelos, que determinarán la tasa según la ocupación de la vía y en función de las emisiones emitidas por la tecnología del vehículo, una introducción de criterios ambientales en el abono del sistema de regulación del aparcamiento en superficie que es "pionero en el mundo". A esos criterios se les suman los hasta ahora conocidos.

"Por primera vez en una ciudad, los vehículos con menos emisiones de óxidos de nitrógeno serán bonificados en la tarifa y, en coherencia, se penalizará con una tasa más elevada a los vehículos más contaminantes, según el principio medioambiental de quien contamina, paga", ha resumido la primera edil.

De igual forma, será más barato aparcar en un barrio con más espacio disponible para el estacionamiento, mientras que tendrá que pagar más quien opte por dejar su vehículo en un lugar más saturado. Con estas medidas se avanza, en palabras de Botella, hacia los objetivos que perseguía la puesta en marcha del SER. "una movilidad más sostenible y un uso más inteligente del vehículo privado".

FUNCIONAMIENTO

Lo primero que hay que hacer es elegir el tipo de zona (azul o verde) e introducir la matrícula en el teclado alfanumérico disponible para dar paso a una pantalla que conecta con una plataforma única, que determina el tipo de tecnología del coche y la vía. El siguiente paso es elegir el modo de pago. Ahora se podrá elegir entre pago en metálico, con tarjeta de crédito, de débito, con tarjeta prepago de contacto o con el teléfono móvil.

Los parquímetros comunicarán en cada operación con la plataforma integral desarrollada, que permitirá la obtención de los datos de cada vehículo, los clasificará según sus emisiones, en función de su tecnología, y la ocupación del barrio correspondiente. De manera inmediata se tendrá en pantalla la tarifa, que el cliente podrá aceptar o rechazar.

REDUCCIÓN DEL NO2

Desde el Gobierno defienden que esta apuesta por la sostenibilidad llevará consigo una mayor reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno. Gracias a las medidas puestas en marcha, la concentración media de dióxido de nitrógeno se ha reducido un 22 por ciento en los tres últimos años, ha destacado Botella.

Los últimos informes de movilidad revelan que cuatro de cada diez madrileños que tienen coche dejan el vehículo en casa y optan por utilizar el transporte público. Señalan al SER como motivo para adoptar esa decisión. Además se estima que desde su puesta en marcha han dejado de entrar a diario en Madrid unos 200.000 vehículos.