Una investigación intentará localizar "al agresor" de los niños “desaparecidos” en Torrelaguna

Los niños permanecen estables en el hospital La Paz

Los niños de Torrelaguna dicen que un hombre les tiró al pozo, según un amigo

madrid

| 15.06.2011 - Actualizado: 17:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil busca en el pozo de Algete pistas que esclarezcan cómo llegaron allí los hermanos de Torrelaguna que estuvieron dos días desaparecidos, mientras la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, se ha mostrado partidaria de una investigación "para intentar localizar al agresor".

Los hermanos de 8 y 11 años encontrados ayer en un pozo de Algete han explicado que la persona que "los tiró" a su interior es un hombre de "unos 40 años, moreno y calvo" que conducía "un coche verde oscuro", según Dan Singeorqean, amigo de la familia.

Tras visitar a los pequeños en el Hospital Infantil de La Paz, donde permanecen ingresados bajo la protección de la Guardia Civil y la presencia de su madre, este hombre ha asegurado que "están tranquilos, son duros" y que "con el tiempo olvidarán".

Singeorqean ha insistido en que "no se sabe" la nacionalidad de este hombre y que "no hay sospechas" en torno a él al tratarse de un desconocido para los niños: "Descontado que sea conocido", ha sentenciado. "Hasta que no pillen al tío no se puede decir nada más", ha reiterado este amigo de la familia.

LA GUARDIA CIVIL INVESTIGA SIN DESCARTAR NINGUNA PISTA

A su llegada a una exhibición de medios de la Policía Nacional para escolares en la Plaza de Las Ventas, la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión ha explicado que los dos hermanos, de 8 y 11 años, se encuentran "bien" y se ha felicitado de que aparecieran sanos y salvos. Sobre la investigación del caso, ha recordado que se ha decretado secreto de sumario y ha dicho que "hay que hacer una investigación para intentar localizar al agresor".

Por su parte, un portavoz de la Comandancia de Madrid ha asegurado que la Guardia Civil sigue investigando lo ocurrido "sin descartar ninguna hipótesis". Para ello, miembros del Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (SEREIM) de la Guardia Civil y agentes del Laboratorio de Policía Judicial se han desplazado hoy al pozo de Algete para recoger del fondo "todo aquello que sea de interés para la investigación".

El pozo, recubierto con tubos de hormigón prefabricado, tiene unos diez metros de profundidad y se encuentra en la planta baja de una caseta de una finca agrícola, en cuyo piso superior se guarda la bomba de riesgo. Los investigadores han recuperado del fondo, donde se acumula "un palmo" de agua, una puerta rota, que deberá ser analizada para determinar su procedencia y el tiempo que lleva allí.

También analizarán la ropa que vestían los niños cuando fueron rescatados por los bomberos de la Comunidad de Madrid. El portavoz de la Guardia Civil ha recordado hoy la "valentía" de los dos hermanos; cómo "temblaban de miedo" y la desorientación del pequeño de 8 años tras ser rescatado y asegurar: "Uff menos mal, después de una semana".

La Guardia Civil todavía no ha tomado declaración a los niños, que permanecen estables en el Hospital Infantil de La Paz acompañados por su madre, de nacionalidad rumana, con la que viven en Torrelaguna.

PERMANECEN INGRESADOS

Los hermanos continúan ingresados en el Hospital Infantil de La Paz, donde han sido atendidos de las heridas que presentaban, y se encuentran hemodinámicamente estables.

El hospital ha emitido hoy un parte médico en el que detalla que la pequeña A.D., de 11 años, y su hermano, F.D., de ocho, están conscientes, orientados y siguen un tratamiento de analgesia para evitar el dolor por las "múltiples" erosiones, heridas superficiales y abrasiones de carácter leve que sufren.

Los doctores han saturado las heridas que la niña presentaba en el cuero cabelludo (scalp), por abrasión y desgarro, y en el primer dedo del pie izquierdo. El niño, por su parte, sufre una herida en el mentón que también ha sido saturada, según el parte médico. Los dos hermanos han iniciado alimentación oral con buena tolerancia.