Los niños de Quijorna reintroducen en su hábitat a una veintena de pollos de cernícalo primilla

madrid

| 06.07.2011 - 17:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Técnicos regionales han reintroducido en su hábitat a una veintena de pollos de cernícalo primilla mediante una actividad desarrollada en Quijorna en la que han colaborado decenas de niños de 8 a 15 años, participantes en campamentos, como ha informado el Gobierno regional a través de un comunicado. El Gobierno regional pretende con esta iniciativa no sólo la recuperación de esta ave catalogada en peligro de extinción en la Comunidad sino también involucrar a los más pequeños en el cuidado y el respeto por el medio ambiente.

Así, los menores, que han ayudado al subdirector de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Ambiental (FIDA), Juan José Cerrón, a la reintroducción de estas aves criadas en cautividad, han podido comprobar de cerca las particularidades de la especie y la fragilidad de los pollos de edad prematura.

Además, durante el próximo año se les mantendrá informados del estado de estas aves, que son de paso y que serán controladas gracias a las últimas tecnologías para comprobar sus movimientos y su futuro retorno, posibilitado por su filopatria (tendencia a regresar para reproducirse al lugar donde nacieron).

Bajo esa premisa, la Comunidad de Madrid cuenta con cuatro primillares, que son construcciones rústicas específicamente creadas para la reintroducción y formación de colonias de esta pequeña rapaz migratoria.

Todas ellas están en áreas que han sido preseleccionadas en función de los requerimientos ecológicos de la especie, es decir, se han seleccionado las zonas en las que predomina el cultivo de cereal, tierras en barbecho y eriales, ya que el cernícalo primilla es una especie esteparia que se alimenta de insectos y otros invertebrados.

En estos primillares se procede a la reintroducción de ejemplares jóvenes o pollos nacidos en cautividad y que, una vez en libertad, posibilitan la creación de colonias para esta especie.

Todos estos trabajos forman parte del programa de recuperación de cernícalo primilla puesto en marcha por el Ejecutivo regional a mediados de 2008 y que persigue la recuperación de esta especie. En total ya se han liberado casi 250 ejemplares. Con ello, se ha conseguido que, en la actualidad, en la región existan más de 310 parejas de cernícalos primilla.

No sólo los trabajos del cernícalo primilla están siendo exitosos. La mejor prueba de que las políticas medioambientales están siendo un éxito es la significativa recuperación que han tenido las poblaciones de especies amenazadas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra y el tritón alpino, entre otros.

En el caso del águila imperial, en la actualidad existen 35 parejas en la región, ocho más que en 2007 y cifra récord desde hace tres décadas. A ellas se suman más de un centenar de parejas de buitre negro cuando a finales de los 80 se hallaban en fase crítica otras 17 parejas de águila real y ocho de cigüeña negra.

Además, se ha recuperado la rana ibérica en Peñalara tras su desaparición en los años 70. Entre estas actuaciones llevadas a cabo para la recuperación de estas especies destacan la lucha frente a la mortalidad por el uso ilegal de venenos o choques con tendidos eléctricos y la mejora de la calidad de vida de estas especies mediante el afianzamiento de las plataformas de nidificación no utilizadas.