Los médicos que salvaron la vida a José Tomás inaugurarán las fiestas de Galapagar

madrid

| 10.09.2010 - 11:34 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Este viernes se inauguran las fiestas de Galapagar. Lo harán, a modo de agradecimiento y homenaje, los tres médicos que salvaron, in extremis, la vida del más ilustre de los hijos de esta localidad madrileña. José Tomás estuvo a un paso de la muerte en la plaza monumental de Aguascalientes, en México. Ellos consiguieron mantenerlo con vida y ahora Galapagar quiere darles las gracias.

Los tres médicos que salvaron la vida al torero José Tomás en la plaza monumental de Aguascalientes serán los encargados de inaugurar las fiestas de Galapagar en la plaza del Ayuntamiento, y recibirán durante el pregón la 'Mención de Honor' del Galápago de Oro en señal de agradecimiento por atender "de manera tan satisfactoria" a este Hijo Predilecto del municipio, ha informado el Ayuntamiento.

"Galapagar es un pueblo orgulloso de José Tomás, este torero que con su arte y maestría recorre tierras y lleva el nombre de la localidad a lo más alto y por eso queremos mostrar todo el agradecimiento al equipo médico que con su profesionalidad y eficacia salvaron la vida de nuestro torero y uno de nuestros personajes más ilustres", ha explicado el alcalde del municipio, Daniel Pérez.

El pregón inaugural tendrá lugar hoy a las 20 horas desde el balcón de la Casa Consistorial. Se trata de los médicos Alfredo Ruiz Romero y Juan Carlos Ramírez Rubalcaba, a los que hay que añadir al director de la Fundación José Tomás, Rogelio Pérez Cano, médico personal del torero, quien se encontraba allí y estuvo en todo momento al cuidado y atención del diestro galapagueño.

Fue el pasado 24 de abril cuando los tres médicos atendieron de manera urgente la gravísima cornada que recibió el torero José Tomas cuando se encontraba toreando Aguascalientes. El diestro tuvo que ser inmediatamente intervenido porque había sufrido una hemorragia severa que hacía temer por su vida y, gracias a la intervención de los médicos, que actuaron de forma rápida, pudieron salvar la vida del hijo predilecto de esta localidad serrana madrileña.