Los mayores dependientes podrán escoger residencia a partir del próximo año

madrid

| 03.08.2013 - 10:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los 19.000 mayores dependientes que viven en residencias privadas con concierto en la Comunidad de Madrid podrán escoger residencia a partir del próximo año, cuando entre en funcionamiento un nuevo modelo de gestión que primará aspectos como la libre elección y la competencia entre los centros.

El consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, explica en una entrevista con Efe que el nuevo sistema, denominado acuerdo marco, fomentará además un ahorro y la homologación de los servicios, para lo que se creará una bolsa de plazas libres en los centros a las que podrán acceder tanto los residentes de nuevo ingreso como los que ya ocupan una plaza.

"La persona que quiera cambiarse, podrá hacerlo con libertad de opción: si quiere quedarse en su plaza, se queda, y si quiere cambiarse, elegirá entre las que se queden libres en el acuerdo", apunta el consejero.

Todas las empresas que quieran podrán incorporar sus plazas a la bolsa del acuerdo marco, que fija las condiciones de calidad y precio de éstas, mientras que, al finalizar los contratos ya existentes, las plazas de estos se irán incorporando a las condiciones del acuerdo marco.

Para la administración, este modelo tiene la ventaja de tener a disposición plazas con similares características que no tiene la obligación de tener ocupadas y que, si se encuentran vacías, no generan gastos -en la actualidad, las plazas vacías suponen un 70 % del coste de las ocupadas-.

Fermosel señala a Efe que este cambio supone reorganizar el servicio, que había crecido en función de la necesidad del servicio con circunstancias como que, en una misma residencia, existiesen plazas de cuatro tipos diferentes y condiciones similares para los mayores.

Ahora, cuando una plaza de las englobadas en el acuerdo marco se quede vacante, se dará de alta en el sistema para que pueda ser escogida sin que deba realizarse ningún tipo de contrato.

El sistema beneficia a las empresas porque la plaza elegida queda "garantizada" por cuatro años y elimina la fórmula de las prórrogas anuales, lo que ha sido "muy bien acogido" por las entidades, indica Fermosel.

Los residentes podrán cambiar de forma anual tanto en el caso de los de nuevo ingresos -siempre tras el periodo de adaptación a su llegada al centro- como en el de los que llevan tiempo en el centro.

El sistema reservará las plazas a los mayores que, en posesión de la misma y con la intención de mantenerla, ingresen en el hospital.

"El mayor tiene derecho a volver a su casa", argumenta Fermosel, que recuerda que la jurisprudencia española considera la residencia como el domicilio de sus internos.

El consejero recuerda que ya está aprobado el acuerdo marco para las plazas para de los ciudadanos con menos recursos, los casos en los que la administración retiene parte de la pensión para abonar el coste de la plaza; y que actualmente se trabaja en el modelo para las plazas de familias con mayor capacidad económica, que sufragarán parte del coste.

Además de la gestión de las plazas de residencia, otro servicio cuya gestión se ha modificado desde el pasado mes de abril es el de atención a domicilio en los municipios de Madrid, a excepción de la capital.

De este modo, el cambio en el contrato de licitación ha divido a la Comunidad en cuatro sectores y permitirá ahorrar gracias a las economías de escala -obtener mejores precios por un mayor volumen de compras, por ejemplo-.