Los Maquinistas de Metro convocan paros para la mañana del próximo lunes

Metro achaca la nueva convocatoria de paros al despido de un maquinista

Andén de metro

madrid

| 05.04.2017 - 11:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) ha anunciado este miércoles una nueva jornada de paros para el próximo lunes, 10 de abril, en una única franja horaria que irá de 5.50 a 8.30 horas, y, además, han explicado que este paro se prolongará de manera indefinida todos los lunes.

Según han expuesto en un comunicado, el motivo principal es la "falta de palabra que han demostrado tener", en su opinión, tanto el consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, como la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, "las mismas personas que pusieron como condición sine qua non para sentarse en la mesa de negociaciones que los maquinistas desconvocaran los paros".

El sindicato considera que ambos han "engañado" tanto a la ciudadanía como a su colectivo e insisten en que ellos han sido "los

únicos en dar el primer paso y desconvocar los pasados paros como acto de buena fe".

"Tras la decepción de una reunión fallida sin los principales representantes de Metro de Madrid y el engaño que se ha producido ante todos los afectados, el sindicato se ve obligado a lanzar una nueva convocatoria de paros que empezarán el próximo día 10 de abril y que se prolongará todos los lunes de forma indefinida", han explicado.

El SCMM ha destacado que la huelga anterior fue boicoteada por parte de Metro de Madrid que "impuso unos servicios mínimos abusivos y centralizó todos los trenes en las líneas con más afluencia para dejar la periferia más desprotegida". Además, han recalcado que no piden ni más remuneración ni más vacaciones ni jubilarse antes, "tema con el que la empresa ha intentado desviar la atención a los ciudadanos".

Los maquinistas han explicado que lo "único" que reclaman es ser reconocidos como 'Maquinistas de Tracción Eléctrica' por parte de la empresa para que así la Seguridad Social pueda acreditar las enfermedades que se derivan de su puesto de trabajo. "Hasta ahora están considerados como "personal no cualificado" a pesar de pasar sucesivas pruebas y tener una alta responsabilidad diaria", han señalado.

Por último, han indicado que los maquinistas han intentado durante "muchos meses" reunirse con el consejero delegado para evitar llegar a esta situación, "aunque las cartas nunca han sido contestadas", han pedido a los usuarios disculpas y advierten de que ahora "está en manos de Metro de Madrid iniciar de nuevo las conversaciones". "El Sindicato estará disponible las 24 horas del día para solucionar el conflicto, aunque en esta ocasión exigen no ser engañados de nuevo", han concluido.

METRO ACHACA LA NUEVA CONVOCATORIA DE PAROS AL DESPIDO DE UN MAQUINISTA

Metro de Madrid ha achacado al despido de un maquinista por "abandono en el servicio y desobediencia en el trabajo" la nueva convocatoria de paros parciales del Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid, fijados para el próximo 10 de abril y los lunes siguientes de forma indefinida. A juicio de la compañía, esta nueva convocatoria coincide con el despido causado "tras haber desalojado a los viajeros del tren contraviniendo la normativa laboral", el segundo efectuado debido a estos motivos, y con la "reducción de permisos retribuidos por asuntos sindicales" a causa de una norma interna.

Los paros, de los que Metro destaca que afectan a la hora punta por estar convocados desde el inicio del servicio hasta las 8.30, son "injustificados" a juicio de la compañía del suburbano, que asegura que en la anterior protesta, entre febrero y marzo, el bajo seguimiento, de entre el 5 y el 10 % según Metro, motivó la desconvocatoria.

Entonces, se produjeron reuniones entre la dirección de la empresa y el sindicato para reconducir la situación y también con el Comité de Empresa, cuyo presidente es parte del sindicato de maquinistas, asegura Metro en un comunicado de prensa.

La compañía defiende que era su obligación despedir al maquinista, que "decidió dejar de prestar servicio" contraviniendo la normativa laboral interna de Metro Madrid que obliga a un maquinista a continuar conduciendo el tren hasta la cabecera de línea cuando no se dispone en ese momento de un relevo en otra estación anterior. Según Metro, el maquinista transgredió "la buena fe contractual", generando un perjuicio en los viajeros y provocando "pérdida de

confianza por parte de la empresa".

La compañía lamenta esta actuación y otra por parte de un maquinista en diciembre, acciones que consideran "de carácter completamente excepcional" y que pueden "manchar el buen nombre" de Metro y de sus trabajadores.