Los madrileños podrán ir a bibliotecas municipales y autonómicas con un carné único

Bibliotecas de la Comunidad

madrid

| 10.11.2017 - 10:39 h

EUROPA PRESS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los madrileños podrán utilizar de manera indistinta la red de bibliotecas municipales y autonómicas gracias a un carné único que estará disponible a partir del viernes 17 de noviembre. Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, se ofrece así mayor comodidad, fomento de la lectura y facilidad en el acceso a la consulta y el préstamo de libros.

La red de bibliotecas dependientes del Ayuntamiento de Madrid cuenta con 32 centros que unen ahora sus fondos a las 15 bibliotecas de la Comunidad de Madrid en la capital, ofreciendo un servicio conjunto en 47 centros.

Gracias a este acuerdo que unifica los fondos y facilita el préstamo, consulta y uso de las bibliotecas madrileñas, el Ayuntamiento aporta 1,7 millones de ejemplares al catálogo de la Comunidad de Madrid que cuenta con 3,2 millones de ejemplares en toda la región.

LECTURA EN LA CAPITAL

Hasta el momento los más de tres millones de madrileños de la capital necesitaban dos carnés diferentes, el regional y el municipal, para hacer uso de los servicios de lectura pública. Con este acuerdo se facilita al usuario el uso de los fondos y servicios de ambos tipos de bibliotecas.

La creación del carné único aporta, además, 800.000 usuarios de las bibliotecas municipales a la red regional que cuenta con 4,5 millones de ciudadanos con carné de bibliotecas.

Para poder hacer la integración de fondos y activar el sistema de carné único, los días 15 y 16 el servicio de préstamo de fondos y de acceso a internet en las bibliotecas municipales se verá interrumpido para poder arrancar el 17 con un solo documento para ambas redes de bibliotecas.

Madrid se une de este modo al proceso de integración de municipios al Carnet Único de la Comunidad de Madrid, que continuará en fases sucesivas con el objetivo de sumar a todas las bibliotecas y servicios de lectura pública de la región.