Los madrileños no fallan a la cita con San Isidro pese a la lluvia

(Álvaro Santos)

madrid

| 15.05.2013 - 19:09 h
REDACCIÓN

Miles de madrileños han desfilado durante este miércoles por la pradera de San Isidro para disfrutar de la festividad en honor al santo, pese al clima nublado y las precipitaciones que han tenido lugar durante la mañana.

Desde primera hora de la mañana los madrileños han acudido a la Pradera de San Isidro para disfrutar de la fiesta por la ciudad, degustar la típicas rosquillas y reivindicar el carácter 'castizo' de la capital.

Los madrileños de todas las edades y todo aquél foráneo que ha querido acercarse a la romería a pesar de la lluvia han pasado en primer lugar por la fuente anexa a la ermita de San Isidro y donde la tradición dice que beber de esa agua pude conllevar milagros.

Manuel, miembro de la cofradía de San Isidro y que desde hace 28 años sirve con jarras el agua que fluye del manantial, ha considerado que la lluvia está afectando a la presencia de un público que "todos los años acude con mucha devoción".

Cientos de litros servirán Manuel y la media docena de voluntarios que no cesan de llenar vasos o las botellas que trae la gente, aunque este año también la cofradía ha puesto a la venta unas botellas de cristal -4 euros- decoradas con una estampa del patrón de Madrid.

Al mediodía sí había una gran cola de personas esperando el cocido que la asociación vecinal "Pradera Tercio Terol" de Carabanchel ofrece gratis desde hace veinticinco años y del que esta vez, según su responsable, Nicolás Sánchez, repartirán 3.000 raciones.

Algunos se arrancaron a cantar chotis nada más empezar la jornada.

EL DIA EMPEZÓ CON PARAGUAS

Al inicio de la mañana han imperado los paraguas ante el clima nublado y las precipitaciones que han tenido lugar pasadas las 10.30 horas, aunque cuando han cesado las lluvias la pradera ha cogido 'color' y ha presentado mayor afluencia de público,

Las rosquillas, tanto las 'tontas' como las 'listas', han vuelto a ser las 'triunfadoras' para los madrileños en el día conmemorativo del Santo, aunque los más pequeños también se han decantado por los 'barquillos'.

La lluvia está afectando "muchísimo" a las ventas, según Jorge, que desde hace seis años vende rosquillas en San Isidro y que ha recordado el refrán "En la calle, suelo mojado y cajón vacío".

Además, durante la mañana se han sucedido numerosas visitas a la ermita para apreciar la reliquia al Santo.

No han faltado tampoco los chulapos y chulapas que se han dejado notar por la pradera. Tanto mayores como los más pequeños no han querido dejar de conmemorar San Isidro con este traje típico. Así, grupos espontáneos se han arrancado a bailar chotis y cuplés a lo largo de la mañana.

TAMBIEN HAY REIVINDICACIONES EN SAN ISIDRO

No obstante, la mañana también ha estado marcada por diversos colectivos que han aprovechado la asistencia de público para trasladar a la ciudadanía sus reivindicaciones. Así, un grupo de sanitarios ha realizado un 'chotis por la sanidad pública' en los alrededores de la ermita de San Isidro, acción similar que han realizado un grupo de docentes por la educación.

Por otro lado, un grupo de trabajadores de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) han estado recogiendo firmas de apoyo por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la empresa municipal. También ha habido recogida de firmas contra la entrada de capital privado en el Canal de Isabel II.

Las principales autoridades de Madrid han desfilado también por la pradera como es el caso del presidente de la Comunidad, Ignacio González, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, y los portavoces municipales de los grupos de la oposición (Jaime Lissavetzky, Angel Pérez y David Ortega).