Los madrileños muestran de nuevo su enorme solidaridad

Donaron en tres días 2.500 toneladas de alimentos

Recogidos entre los días 28 y 30 de noviembre en mil puntos de donación

Se ha convertido en "la gran fiesta de la solidaridad"

Recogida de alimentos (Archivo)

madrid

| 03.12.2014 - 12:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los madrileños entregaron en tres días del fin de semana pasado 2.500 toneladas de alimentos no perecederos destinados a personas necesitadas, en la Segunda Gran Recogida de Alimentos de Madrid que promovían el Banco de Alimentos de Madrid y otras organizaciones.

Los "más de 2,5 millones de kilos" de alimentos -"cifra récord"- fueron recogidos entre los días 28 y 30 de noviembre en mil puntos de donación, muchos de ellos en supermercados de 25 cadenas y con la colaboración de 16.000 personas voluntarias, "fundamentales para el éxito de esta Gran Recogida", dice el Banco de Alimentos en un comunicado remitido hoy.

La Gran Recogida de Alimentos de Madrid se ha convertido en "la gran fiesta de la solidaridad" y bajo el lema "El hambre no se ve", dice el Banco de Alimentos, ha permitido la obtención de alimentos para su posterior clasificación y reparto a través de entidades benéficas que atienden a los más necesitados.

La nota del Banco destaca la participación de empresas y entidades del sector público y privado, colegios, universidades y ayuntamientos en la iniciativa, así como la ayuda de empresas de transporte y almacenaje que facilitarán la logística de la recogida.

El volumen de alimentos recogido, dice el Banco, supone la consecución en un fin de semana "lo que se consigue en cerca de un mes de trabajo de sus más de 300 voluntarios regulares para poder llegar así a 140.000 personas necesitadas" en la Comunidad de Madrid.

Según cifras que aporta el Banco de Alimentos, el año pasado repartió en la Comunidad de Madrid más de 13 millones de kilos a más de 500 entidades benéficas reconocidas, dedicadas a la asistencia y cuidado de 100.000 personas necesitadas.