Los libros vuelven al transporte público madrileño para fomentar la lectura

La campaña "Libros a la calle" celebra su decimonovena edición con nuevos autores y géneros poco conocidos

Libros a la calle

madrid

| 06.07.2016 - 12:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La campaña "Libros a la calle" llega a su decimonovena edición como una de las campañas de fomento de la lectura con más tradición y popularidad entre los madrileños. Durante estos años, los usuarios del transporte público de la región han hecho suyos a los grandes escritores de la literatura nacional a través del contacto diario con fragmentos de sus textos expuestos en los medios de transporte cotidiano.

Cada vagón de Metro o de tren, cada autobús, puede ser un lugar en el que encontrarnos con la literatura, tomar contacto con autores, personajes y géneros desconocidos, o volver a recordar obras que se leyeron hace años. Para los primeros, la curiosidad está creada y para los segundos la sugerencia está hecha.

A partir de este contacto, el viajero tiene la opción de continuar la lectura acudiendo a una librería o a una biblioteca y seguir la historia que comenzó durante el trayecto. Incluso, sin salir del metro, podrá acudir a cualquiera de los doce puntos de Bibliometro localizados en otras tantas estaciones del suburbano.

OBRAS DE AUTORES GALARDONADOS

La finalidad de Libros a la Calle es crear inquietudes lectoras entre los madrileños, ofrecer nuevas perspectivas sobre autores y géneros poco conocidos y conmemorar las efemérides y galardones literarios que se celebran a lo largo del año.

Así, entre los autores seleccionados en esta edición, destacan los que han sido galardonados con los principales premios de literatura. Para comenzar, el último Premio Cervantes, el mexicano Fernando del Paso, quien a través de su personaje Palinuro nos describe un recorrido como el largo viaje de una odisea personal a la sombra de la muerte.

Otra escritora galardonada este año es Carme Riera, Premio Nacional de las Letras. De la polifacética autora balear se ha elegido El verano del inglés, su novela más contemporánea, de la que ella misma afirma que no necesitó documentarse, ya que las inquietudes que describe son las propias de nuestra vida cotidiana.

También está presente un texto de la prestigiosa historiadora Carmen Iglesias, Premio Antonio de Sancha 2015, de su obra No siempre lo peor es cierto, título tomado de una comedia de Calderón, donde Iglesias lucha contra esa tendencia tan marcada entre los españoles de valorar de forma negativa nuestra propia historia.

La poesía tiene su hueco con Luis Alberto de Cuenca, cuyo encantador poema El desayuno alegrará el comienzo de cada día a sus lectores; y también, con el polifacético Luis Eduardo Cirlot conocido por obras como su Diccionario de símbolos, esta vez en su vertiente poética representada por su poema “Homenaje”.

CONMEMORAR LAS EFEMÉRIDES

Libros a la Calle es también un valioso instrumento para evitar que grandes escritores que ya no se encuentran entre nosotros caigan en el olvido. Caso de nuestra mística más importante, Teresa de Jesús a la que esta edición recuerda con su Libro de la vida, fiel reflejo de su personalidad y su experiencia humana, cuyo fragmento nos descubre una poco conocida cara familiar de la santa. También se rememora en esta edición los centenarios de grandes escritores de la talla de Camilo José Cela, de quien se reproduce un simpático fragmento de su inolvidable Viaje a la Alcarria.

Este año hemos tenido que lamentar la desaparición de grandes autores, caso de Rafael Chirbes, del que se ha escogido En la orilla, una obra de profundo contenido social que supuso a su autor la concesión del Premio Nacional de Narrativa de 2014. Y también de Eduardo Galeano, representado por un fragmento de su Libro de los abrazos, un relato divertido a la vez que muy humano.

Mención especial merece la literatura infantil juvenil, que este año 2016 está muy presente con Elena Fortún, un clásico de nuestras letras para niños a través de su inolvidable Celia, que nos enseña que la literatura de calidad no tiene edades ni momentos.

Y, desde luego, en este año que se celebra el cuarto centenario de Miguel de Cervantes, no hay mejor forma de incitar a la lectura de su obra más universal que a través del prólogo al lector de la segunda parte del Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Libros a la Calle es un ejemplo de colaboración entre organismos públicos y entidades privadas, todos ellos agentes de servicio al ciudadano. Gracias al trabajo conjunto de la Asociación de Editores de Madrid, el Consorcio de Transportes y de la Comunidad de Madrid a través de su Oficina de Cultura y Turismo y de Metro de Madrid, esta acción de acercamiento a la lectura sigue un año más abriendo a los viajeros del transporte público las ventanas a la lectura.

Los textos que conforman esta edición son: Camilo José Cela: Viaje a la Alcarria, Miguel de Cervantes: Don Quijote de la Mancha – Parte II, Rafael Chirbes: En la orilla, Juan Eduardo Cirlot: En la llama, Luis Alberto de Cuenca: El hacha y la rosa, Teresa de Jesús: El libro de la vida, Fernando del Paso: Palinuro de México, Elena Fortún: Celia: Lo que dice, Eduardo Galeano: El libro de los abrazos, Carmen Iglesias: No siempre lo peor es cierto y Carme Riera: El verano del inglés