Los 'indignados' ocupan un inmueble de la calle Corredera Baja de San Pablo de la capital

madrid

| 21.11.2011 - 14:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los 'indignados' han ocupado un nuevo inmueble en la capital, en este caso en la calle Corredera Baja de San Pablo de Malasaña, según se desprende de la cuenta de Twitter 'HotelMadrid15O'.

Este es el segundo inmueble que se ocupa y según reza un retuit de 'HotelMadri15O', se trata de un "nuevo edificio liberado para familias desahuciadas y con problemas de vivienda". Albergará desde esta madrugada a 24 personas pertenecientes a seis familias.

Así lo ha contado Ramón Fernández, miembro de la "Oficina de Vivienda" del movimiento 15-M, quien ha relatado que estas personas, algunas de ellas recientemente desahuciadas o que no han podido seguir pagando un alquiler, han estado provisionalmente alojadas en el Hotel Madrid, de la calle Carretas, que fue ocupado a mediados de octubre pasado.

"Se trata de un primer paso de los que se irán dando sucesivamente para que edificios ahora en propiedad de bancos, cajas o grandes propietarios sean ocupados y en ellos sean alojadas personas desahuciadas", ha afirmado Fernández.

A las 24.00 horas de esta madrugada unos 400 indignados se han concentrado para hacer patente la ocupación de este edificio de la Corredera Baja de San Pedro que lleva ocho años vacío y es propiedad de Caixa de Cataluña, refirió Fernández.

El edificio "está habitable y hay agua y luz", ha dicho Fernández, quien ha denunciado que en España de las 3,5 millones de viviendas vacías existentes "la mitad son de especuladores, principalmente de cajas, bancos y grandes propietarios".

Se trata de buscar "un espacio permanente a los desahuciados", continuó Ramón Fernández por lo que desde la "Oficina de Vivienda" integrada en el movimiento 15-M se asesora a familias y personas que han perdido sus viviendas o no pueden pagar un alquiler.

En el exterior del edificio los "indignados" han desplegado pancartas en las que expresan que un este es un "Espacio liberado por familias desahuciadas. Un desahucio otra ocupación".