Los hospitales inscribirán nacimientos y defunciones por vía telemática en el Registro Civil

Cifuentes revisa junto a Sáenz de Santamaría y Catalá el nuevo sistema de registro

Siete hospitales de la región ponen en marcHa el nuevo registro

Las 24 maternidades públicas de Madrid podrán inscribir a los bebés en un mes

Catalá: Inscribir a los bebes en hospitales supondrá ahorro de 65 millones

madrid

| 16.10.2015 - Actualizado: 11:02 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han presentado el nuevo procedimiento por el que se podrán comunicar los datos de los recién nacidos desde los centros sanitarios al Registro Civil.

Ha sido en el Hospital Infanta Leonor de Vallecas. Siete hospitales de la Comunidad de Madrid han puesto en marcha el servicio de comunicación telemática de los nacimientos desde los centros sanitarios al Registro Civil, un procedimiento que está previsto que se extienda al resto de centros con maternidad, previsiblemente entre la semana del 16 al 20 de noviembre.

Los siete hospitales que participen en esta experiencia piloto so, además del Infanta Leonor de Vallecas, el Hospital Clínico, la Fundación Alcorcón, la Fundación Jiménez Díaz, el Hospital de Fuenlabrada, el Hospital Puerta de Hierro y el Hospital de Torrejón. El objetivo es extenderlo al resto de centros con maternidad entre el 16 y el 20 de noviembre

El personal sanitario de los hospitales será el encargado a partir de mañana de inscribir por vía telemática en el Registro Civil los nacimientos y las defunciones acaecidos bajo su competencia, con la entrada en vigor de la reforma de estos organismos que marca la implantación progresiva de una certificación médica electrónica. Empezará a funcionar en los centros de referencia de cada comunidad autónoma y después, se generalizará.

El sistema permitirá que los nuevos padres no tengan que trasladarse hasta las sedes de los registros civiles durante los primeros días de vida del bebé para inscribirle en el Libro de Familia, ahorrando así tiempo y esfuerzo.

Cifuentes, ha recordado que en 2015 hubo 65.225 nacimientos en la región y ha destacado que este servicio beneficiará a los progenitores o familiares directos de los recién nacidos, que no tendrán que realizar presencialmente este trámite. “Un ahorro en términos económicos, tiempo y desplazamientos, pues no se perderá ni un minuto en realizar la inscripción en el Registro Civil”, ha dicho.

“Con esta iniciativa se materializa uno de los objetivos del Ministerio de Justicia, que es acercar la administración al ciudadano, y que en Madrid compartimos plenamente. Queremos una justicia más cercana, ágil y eficaz y fruto de ello es el acuerdo que hemos firmado con el ministerio para iniciar un camino hacia una justicia digital, abierta e innovadora”, ha concluido Cifuentes.

Será la dirección del hospital donde haya nacido quien comunique el evento al registro que corresponda durante las primeras 72 horas y bajo su responsabilidad estará la correcta identificación del recién nacido y la comprobación de su filiación materna, para lo que podrán realizar las pruebas médicas, biométricas y analíticas que consideren necesarias.

En todo caso, el médico tomará las huellas plantares del bebé y las dactilares de la madre y constarán en la inscripción junto al parte de nacimiento con firma electrónica del médico que lo asistió y el formulario oficial para su remisión telemática. Este documento irá firmado por los padres e incluirá tanto el nombre del niño como su nacionalidad.

En caso de que se produzca el fallecimiento del recién nacido con más de seis meses de gestación, el certificado de defunción deberá estar firmado por dos facultativos, que afirmarán bajo su responsabilidad que del parto y, en su caso, de las pruebas realizadas con el material genético de la madre y el hijo, no se desprenden dudas sobre la relación materno filial.

En materia de defunciones, la certificación médica expresará la existencia o no de indicios de muerte violenta, o cualquier motivo por el que no deba expedirse la licencia de enterramiento, de forma que cuando al Encargado del Registro se le hayan hecho constar por éste o por cualquier otro medio tales indicios, pueda abstenerse de expedir ese permiso hasta que lo autorice el órgano judicial competente. No sólo se dará cuenta al registro, también al Instituto Nacional de Estadística.

Hasta que el personal médico no disponga de certificados de firma electrónica, podrá firmar a mano toda la documentación y, en el futuro, "podrán fijarse otros procedimientos tecnológicos" para cumplimentar estos trámites, según las instrucciones que ha dado el Ministerio de Justicia para la aplicación de la reforma del Registro Civil que entra en vigor este jueves.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha destacado que la inscripción electrónica de los nacimientos desde los hospitales al Registro Civil supondrá un ahorro de más de 65 millones de euros entre los gastos de la Administración de Justicia y los ciudadanos. Catalá además ha asegurado que el nuevo servicio ahorrará "muchos desplazamientos y horas a los ciudadanos".