Los examinadores de tráfico amenazan con huelga indefinida en septiembre

Se han concentrado ante la sede de la DGT para protestar y reivindicar mejoras laborales

Las víctimas de tráfico instan al Gobierno y a los examinadores de tráfico a "negociar y solucionar" la "insostenible" situación generada por la huelga

madrid

| 25.07.2017 - 12:53 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Continúan las protestas de los examinadores de tráfico. Se han concentrado ante la sede de la DGT, un acto que se une a los paros que viene realizando este colectivo los lunes, martes y miércoles desde el pasado mes de junio. Reclaman mejoras laborales, y si no hay cambios, amenazan con huelga indefinida a partir de septiembre.

Se han concentrado con pitos, pancartas y consignas ante la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT), en Madrid, para reivindicar una mejora de sus condiciones salariales, como una subida del complemento específico y un aumento de la plantilla.

La protesta, promovida por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), se enmarcó en el actual calendario de movilizaciones de este colectivo, que comenzó con una concentración el pasado 2 de junio, continuó después con huelgas los lunes y los martes hasta el 19 de junio, y se redobló posteriormente los lunes, los martes y los miércoles, lo cual se prolongará hasta el 31 de julio.

Los examinadores ya se concentraron ante la sede de la DGT el 21 de octubre de 2015, cuando mantuvieron una huelga que se alargó durante 32 días. Los examinadores concentrados este martes ante la sede del organismo dirigido por Gregorio Serrano procedían de dirigentes lugares de España, como Murcia, Asturias, Las Palmas de Gran Canaria, Girona, Barcelona y Salamanca, entre otras provincias.

Durante la protesta, portaban los chalecos reflectantes amarillos o naranjas que suelen llevar cuando examinan, hicieron sonar sus pitos, corearon consignas como '¡Cremades dimisión!' (en alusión al secretario general de la DGT, Cristóbal Cremades) y portaron pancartas en las que se podía leer 'Sr. director, más mentiras no, no y no', o 'Examinadores de Asutiras en huelga por un complemento específico justo'.

CRITICAN A LA LA DGT PORQUE NO HA CUMPLIDO

El presidente de Asextra, Joaquín Jiménez, declaró a Servimedia que los examinadores de tráfico llevan desde 2008 intentando que se les suba el sueldo con el complemento específico que regula "la responsabilidad, la peligrosidad y la dedicación que tiene este colectivo en su puesto de trabajo", y desconvocaron la huelga de 32 días de 2015 porque confiaron en que la DGT cumpliría esta reivindicación. "No han cumplido los acuerdos que en su día firmamos", aseguró.

Jiménez subrayó que el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, "no ha hecho más que contradecirse" porque el pasado mes de mayo defendió el pasado mes de mayo en el Congreso de los Diputados una subida salarial de los examinadores.

"Reconoció que el complemento específico se debía subir, que el puesto de trabajo debía ser atractivo y que no había problema presupuestario. A día de hoy, todavía no hemos visto nada, todo lo contrario: cada vez que habla, sube el pan", apostilló.

Jiménez criticó que la DGT haya apostado finalmente por crear una especialidad de Tráfico en el Cuerpo General Administrativo y no una escala, apuntó que "la promoción interna existe de toda la vida" (hay 435 plazas en la última Oferta Pública de empleo aprobada por el Gobierno) y aseguró que las movilizaciones han supuesto la suspensión de alrededor de 100.000 pruebas prácticas para obtener el carné de conducir.

Además, recalcó que los examinadores de tráfico hacen actualmente 13 pruebas diarias "en la mayoría de las provincias". "Mientras la plantilla de examinadores no aumente de forma considerable, no la chapuza que están intentando hacer, es difícil que se reduzca la carga de trabajo para el examinador. A día de hoy, con 13 pruebas diarias no se puede dar un servicio de calidad", comentó.

"Seguimos teniendo esperanzas de que el Gobierno de un paso hacia adelante y piense en la ciudadanía en general y también en sus fucionarios porque damos un servicio muy importante para la seguridad vial", concluyó, antes de recordar que los examinadores de tráfico tienen previsto convocar una huelga indefinida a partir del próximo 4 de septiembre.

LAS VÍCTIMAS PIDEN A LOS EXAMINADORES Y AL GOBIERNO QUE NEGOCIEN

Stop Accidentes (Asociación de Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes de Tráfico) y Aesleme (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal) pidieron este martes al Gobierno y a los examinadores de tráfico que "negocien y solucionen" la "insostenible" situación generada por la huelga que los examinadores mantienen desde el pasado 2 de junio y que "está afectando de forma alarmante a terceros: autoescuelas y ciudadanos", Según informa SERVIMEDIA.

Ambas entidades señalaron en un comunicado conjunto que la huelga de los examinadores de tráfico ha causado más de 70.000 pruebas anuladas de exámenes en toda España, 100.000 alumnos esperan a poder presentarse para obtener el carné de conducir y "miles de ciudadanos" no pueden presentarse a oposiciones (como policía o bombero) por carecer del permiso de conducir.

Stop Accidentes y Aesleme subrayaron que detrás de esas cifras hay "miles de personas que necesitaban su permiso de conducir para encontrar un puesto de trabajo en la hostelería, empresas de reparto, durante el verano, etc.", así como jóvenes que quieren aprovechar el verano para sacarse el carné tras acabar el curso escolar.

Además, apuntaron que la huelga de los examinadores también afecta a las autoescuelas porque "en todas las provincias puede haber cierres y pérdidas de puestos de trabajo".

"No olvidemos que las autoescuelas están formadas por formadores viales, que son fundamentales para que la sociedad tenga mejores conductores y más seguros, y ésa es la base prioritaria para disminuir el número de siniestros viales en nuestras carreteras", apuntaron.

Por ello, Stop Accidentes y Aesleme pidieron al Gobierno y a los examinadores que "se sienten a hablar y negociar hasta solucionar este conflicto, que no tiene miras de ponerse fin a corto plazo".