Los convocantes de la manifestación atea recurren la prohibición ante el Tribunal de Madrid

madrid

| 23.03.2012 - 20:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Las asociaciones que quieren celebrar una manifestación atea el próximo Jueves Santo en Madrid han recurrido este viernes ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la prohibición decretada por la Delegación del Gobierno al entender que "no hay base normativa" para la misma.

El presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL), Luis Vega, ha explicado a Efe que el recurso ha sido presentado esta mañana y en el mismo "se discuten todos los puntos de la Delegación del Gobierno", ya que la prohibición "no tiene base firme ni normativa" y supone "una visión muy política y partidista".

Los convocantes aclaran que "no protagonizarán ningún acto violento" y que "el derecho a la libertad religiosa debe ser para todas las partes", por lo que los ateos pueden manifestarse un Jueves Santo, pacíficamente, para protestar por "los beneficios" de la iglesia católica.

La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL), la Asamblea Vecinal la Playa de Lavapiés, el Grupo Anarquista Volia, el Grupo Anarquista Albatros y La Tetera de Russel confían en que se estime su recurso, que el TSJM debe resolver antes del Jueves Santo, y la próxima semana estudiarán qué hacer en caso contrario.

Su primera intención es celebrar la manifestación igualmente, aunque tienen que valorarlo y someterlo a votación en asamblea. Las cinco organizaciones se reunirán el próximo miércoles para abordar este asunto y, previsiblemente, solicitar una nueva manifestación para después de Semana Santa, por si el TSJM prohíbe la originaria.

Luis Vega ha incido en que "el problema de la Delegación es que se solicita para el Jueves Santo, como se demostró el año pasado", cuando se prohibió para esa fecha pero se autorizó para un mes más tarde, sin problemas, y ha criticado que "en Semana Santa sólo puedan manifestarse los católicos".

El dirigente de AMAL ha relatado que ayer, tras estar varios días de viaje, al llegar a su casa se encontró "con dos grandes carteles, que podía ver cualquiera" en los que la Guardia Civil le comunicaba que tenía que ponerse en contacto "inmediatamente" con un número de teléfono porque habían tratado de localizarle en varias ocasiones y no lo habían conseguido.

Entonces llamó y le comunicaron que se trataba de una comunicación sobre una manifestación que había solicitado que irían a entregarle inmediatamente, y de hecho poco después, a las doce de la noche, dos guardias civiles fueron a su domicilio y le entregaron el documento en el que se comunicaba la prohibición de la marcha.

Vega ha denunciado que, "aunque seguro que esa actuación se hizo de buena fe", la realidad es que los dos grandes carteles, ubicados en la puerta de entrada a su vivienda unifamiliar y de su garaje, denotaban que estaba siendo requerido por la Guardia Civil y que no estaba en casa, con el consiguiente peligro.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha confiado esta mañana en que los convocantes de esta manifestación no la celebren sin autorización, y ha precisado que si lo hicieran aplicará ley y garantizará el orden público y la seguridad.