Los controladores tendrán que adjuntar tres fotos para multar

A partir de septiembre justificarán así las multas, ya que varias sentencias judiciales habían anulado sanciones al carecer de imágenes que reflejaran el estacionamiento indebido

madrid

| 19.07.2017 - 18:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Tres fotos. Es lo que tendrán que adjuntar los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado, la zona SER de Madrid, para justificar las multas de aparcamiento. Será a partir del próximo mes de septiembre y lo harán con un nuevo dispositivo, como ha adelantado ABC.

Varias sentencias judiciales habían anulado sanciones impuestas por el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) al carecer de imágenes que reflejen el estacionamiento indebido y considerar que las pruebas son insuficientes. Por esta razón, el Ayuntamiento de Madrid equipará a los controladores del SER con un nuevo dispositivo PDA con cámara integrada para que, a partir de septiembre adjunten tres fotografías a sus expedientes para justificar las multas de aparcamiento.

TRES ERAN TRES

Los controladores tendrán que realizar tres fotografías: una de la parte trasera del coche que capte la matrícula y el modelo; otra de contexto y una tercera del salpicadero para comprobar, por ejemplo, si el presunto infractor tiene tarjeta de residente o de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

Aunque la intención era que la medida entrase en vigor en el segundo semestre del año, finalmente no se implantará hasta pasado el verano, presumiblemente en septiembre. Será entonces cuando las multas de los parquímetros, tanto en zona azul como verde, incluirán las imágenes.

EL SER ES EL PRINCIPAL ELEMENTO DE RECAUDACIÓN DEL AYUNTAMIENTO

El SER destaca como el principal elemento de recaudación el Ayuntamiento en cuanto a multas de tráfico. Las últimas cifras facilitadas por el Consistorio revelan que en los tres primeros meses del año se impusieron un total de 277.109 sanciones, un 35 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Otra novedad para mejorar el servicio es la seguridad de los controladores. El Gobierno de Manuela Carmena instó al Ministerio del Interior a tomar medidas para frenar las más de 200 agresiones que sufren al año. Así, a partir de septiembre también se eliminará de los expedientes los datos personales del denunciante.

Otras de las reclamaciones de los controladores es igualarse a los agentes de Policía y poseer consideración de autoridad. Esto ya ocurre en Barcelona. Desde el pasado 1 de julio, los vigilantes de los parquímetros serán considerados agentes de la autoridad desde el punto de vista penal. En otras palabras: Cuando un ciudadano les agreda, los controladores tendrán de su lado la presunción de veracidad; no así con las cuestiones administrativas como puede ser, por ejemplo, una sanción de tráfico.