Los conductores de autobús del noroeste de Madrid vuelven este lunes a los paros

Autobuses Larrea

madrid

| 26.03.2017 - 21:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los trabajadores de la empresa de autobuses Larrea, que presta sus servicios en el noroeste de Madrid, celebrarán mañana su segunda jornada de huelga.

La empresa Larrea, adscrita a los servicios del transporte de viajeros del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, presta servicios de autobús a los usuarios y vecinos de las localidades de Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Colmenar Viejo, Collado Villalba, Alpedrete, Navacerrada, Guadarrama, Cercedilla, entre otras.

El martes de la semana pasada, durante la primera jornada de huelga, se vivieron momentos de tensión con dos autobuses apedreados y un retraso de hora y media en la salida de los servicios mínimos.

Por ello, el Grupo Avanza, líder del conglomerado, anunció que se hará cargo de los servicios mínimos de la huelga.

La Comunidad de Madrid ha fijado unos servicios mínimos del 60 % en hora punta y un 35 % en hora valle para que los trabajadores de la zona no se vean perjudicados.

El presidente del Comité de Empresa, Julio Mateo Prieto, ha señalado que esta protesta se produce para reclamar "descansos de tiempos de conducción", ya que los trabajadores, según apunta, llegan a "conducir en numerosos turnos ocho y nueve horas ininterrumpidas".

En este sentido, el representante sindical ha explicado que los empleados desarrollan su trabajo "tensamente", ya que no tienen plazas suficientes para los usuarios y muchos les insultan.

"La empresa nos dice que el Consorcio no paga más rutas y que no van a poner más autobuses", ha explicado.

El representante de UGT asegura que la empresa ha decidido realizar un nuevo "plan de producción" con tiempos "insuficientes e irreales".

Por su parte, la compañía ha explicado que ante las peticiones del comité de empresa, consistentes en reordenar los descansos y reducir las horas extraordinarias, la empresa ha contratado en los últimos meses a 30 personas, "medida que ha supuesto un importante esfuerzo económico".

Asimismo, detalla la "imposibilidad de asumir la totalidad de las demandas de carácter salarial del comité, ya que resultan inviables económicamente".

Para concluir, la empresa muestra sus deseos de seguir dialogando con los trabajadores para llegar a un acuerdo y condena los actos vandálicos que se están realizando en la flota, ya que "perjudican seriamente el servicio a prestar a los usuarios".

Las Asambleas de IU en la sierra de Madrid han mostrado su apoyo a los trabajadores de Larrea en la huelga convocada por este colectivo y que afectará los lunes y martes a las distintas líneas de autobuses del noroeste de la Comunidad de Madrid.

En una nota de prensa, IU explica que en los últimos meses se ha notado entre los usuarios un "importante recorte en la calidad de este servicio público lo que ha supuesto recogida de firmas entre vecinos de los diferentes pueblos afectados o quejas en los plenos municipales".