Los concejales prueban el nuevo sistema de voto electrónico de la capital

madrid

| 05.12.2017 - 14:57 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los concejales del Ayuntamiento de Madrid han aprovechado el pleno extraordinario convocado hoy para poner a prueba el nuevo sistema de votación individual electrónico, un experimento que ediles díscolos tanto de Ahora Madrid como del PP han buscado 'trolear' votando a la contra del resto.

Al término de la sesión celebrada hoy para subsanar errores en el plan Mahou-Calderón, los ediles se han quedado en sus escaños para probar un nuevo sistema de voto electrónico que muestra la posición de cada edil en un hemiciclo proyectado en una pantalla y que desterrará las ya tradicionales fotos de divisiones en el seno de los grupos en las votaciones a mano alzada.

Este sistema, donde el voto a favor es verde, el contrario rojo y la abstención amarilla, se estrena en la capital pese a que es común ya en muchos hemiciclos, quizá por eso los ediles han preferido jugar, en palabras del secretario, que tomarse la prueba en serio.

Han sido necesarias cuatro votaciones para que después de que Carmena dijese "las palabras mágicas", se abre la votación, todos mantuviesen la posición pedida desde la presidencia.

Entre risas, el secretario se ha sorprendido del resultado: en la primera votación el edil de Ahora Madrid Nacho Murgui ha votado en contra mientras que Montserrat Galcerán (AM) y Álvaro González (PP) se han abstenido.

Rebelde, la concejal presidenta de Tetuán y Moncloa ha votado en contra mientras que el edil del PP Pedro Corral ha competido a la hora de sublevarse y ha optado por la abstención.

"La señora Arce probablemente se nos ha escapado, no sabemos el sentido de su voto", ha bromeado el secretario al ausentarse Rommy Arce, una de las ediles que más se desmarca de la posición mayoritaria de Ahora Madrid.

"Creo que sería bueno que las discrepancias se dejaran para otro momento a ver si nos sale bien a la tercera", ha mediado la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quien como presidenta del simulacro de votación ha pedido la abstención; "si les parece oportuno, claro", ha apostillado.

Una petición a la que han hecho oídos sordos de nuevo dos ediles del PP: a Corral se le ha unido esta vez Almudena Maíllo; "no se ha logrado", ha indicado el secretario, frustrado.

"¿Tú que crees que va a salir o qué?; "Sí, bien", cuchicheaban alcaldesa y secretario durante la cuarta votación que ha terminado con un unánime sí acompañado de aplausos.

Los concejales madrileños han dejado sus tarjetas de voto "bajo la tutela de la presidencia" para "evitar extravíos" y males mayores y entre risas se ha puesto fin al accidentado experimentado, celebrado en vísperas del Puente de la Constitución.