Los coches diésel, prohibidos en Madrid en 2020

Carmena destaca que son "extraordinariamente peligrosos"

La Comunidad dice que no debe haber solo "medidas restrictivas" ante la previsión de prohibir diésel contaminante en Madrid

madrid

| 25.01.2016 - 12:58 h
REDACCIÓN

Guerra contra el Diesel. Carmena quiere prohibir a los coches diésel contaminantes circular en Madrid a partir del 2020. Es la fecha que se ha propuesto el ayuntamiento para hacerlos desaparecer de la circulación en la capital. El parque móvil es cada vez más antiguo y son muchos los madrileños que tienen un coche diésel viejo. En concreto, en la Comunidad de Madrid circulan 2.231.409 vehículos diésel.

El 70% de los trayectos que se hacen en Madrid se hacen con estos vehículos. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha destacado ante la posible prohibición de los coches diésel, con el año 2020 como horizonte, lo "extraordinariamente peligrosos por las partículas que generan", no sólo dióxido de nitrógeno (NO2).

A su salida de Madrid Fusión, en el Palacio Municipal de Congresos, la primera edil ha explicado que todo está relacionado con el nuevo protocolo para luchar contra la contaminación aprobado por la Junta de Gobierno el pasado jueves y que se presentará al Pleno este miércoles. "Todo está relacionado con el nuevo protocolo que estamos elaborando para evitar los niveles de contaminación que tiene Madrid", ha detallado.

El diario El País avanza que el Ayuntamiento de Madrid prohibirá los coches diésel contaminantes en Madrid para 2020, además de restringir el acceso a todo el centro en 2017, llevar los parquímetros a barrios de fuera de la M-30 y ampliar la bicicleta pública con nuevos contratos al margen de BiciMad.

LA COMUNIDAD DICE QUE NO DEBE HABER SOLO MEDIDAS RESTRICTIVAS

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha asegurado, ante la posibilidad del Ayuntamiento de Madrid de prohibir los coches contaminantes diésel en 2020, que las medidas no deben ser "sólo restrictivas".

A preguntas de los periodistas durante un acto en Leganés, Rollán ha respondido a las declaraciones de la concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño, Inés Sabanés, asegurando que las políticas en materia de transporte "no deben ir en un sentido restrictivo, sino -ha añadido- de dar facilidades".

En este sentido, el consejero ha lamentado que el Ayuntamiento de la capital haya reducido en un 55 por ciento la partida de 160 millones de euros que iba a destinar a aparcamientos disuasorios. "Quedan tres años y medio de Legislatura, y confiamos en que no sólo se lleven a cabo medidas restrictivas, sino también medidas que faciliten el transporte y también los desplazamientos", ha apostillado el consejero.