Los cambios en el callejero madrileño se producirán "a final de año"

Mauricio Valiente: "Hay que construir con este cambio del callejero una memoria de la ciudad con toda la pluralidad"

El PP pide que se cumpla el acuerdo del Pleno y que las calles se renombren con víctimas del terrorismo

Causapié quiere que haya más mujeres en las siguientes propuestas de cambios en el callejero

Cifuentes tilda de "accesorio" todo lo que no sea gestionar

madrid

| 22.07.2016 - 13:44 h
REDACCIÓN

El tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, ha calculado que los cambios en el callejero, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, podrían producirse "al final del año" después de que el comisionado presidido por Paca Sauquillo haya entregado una propuesta con una primera tanda de denominaciones a modificar, "las más evidentes" desde el punto de vista de la aplicación de la norma.

Valiente ha declarado al término de la comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto que el comisionado "ha hecho un buen trabajo" y que "aún queda mucho por desarrollar, escuchar a los distritos, rebatir y rendir cuentas en el Pleno del Ayuntamiento". El trabajo presentado ayer por el comisionado a los grupos políticos y a las asociaciones de memoria histórica pasará por el Pleno del miércoles, donde espera que haya "el máximo consenso".

Ahora se tiene que modificar la ordenanza de denominación de calles, por mandato del Pleno, y mientras se irán recogiendo más propuestas del comisionado, que ya trabaja en un segundo bloque. Para noviembre podría estar cerrado el conjunto de las calles y para entonces se podría tener la nueva redacción de la ordenanza para aplicarlo todo de una vez.

Sobre las críticas recibidas, incluso las que dicen que se ha pasado de un callejero franquista a otro comunista, Valiente ha apuntado que ese tipo de comentarios "no tiene sentido". Los criterios aplicados para la propuesta de nuevos nombres han sido variados, incluyendo la recuperación de denominaciones ya existentes.

"Hay que construir con este cambio del callejero una memoria de la ciudad con toda la pluralidad y el referente que ha sido la lucha por las libertades en este país desde todos los puntos de vista", ha destacado.

"El Ayuntamiento ha sido capaz de abrir y poner en marcha instrumentos eficaces. Creo que es una alegría y un buen síntoma de salud democrática para la ciudad que por fin hayamos avanzado en la aplicación de la ley de Memoria Histórica", ha declarado.

CASUSAPIÉ QUIRE QUE HAYA MÁS MUJERES

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, quiere que haya más mujeres en las siguientes propuestas de cambio en el callejero, a cargo del Comisionado de la Memoria Histórica, presidido por Paca Sauquillo.

La edil socialista ha llamado a todos los grupos, refiriéndose expresamente al PP, a que apoyen esta propuesta de cambios consensuados por el comisionado que, como ha recordado, está integrado por expertos propuestos por los partidos políticos.

Causapié ha aplaudido este primer trabajo del comisionado después de "años sin cumplirse la Ley de Memoria Histórica". Le "sorprende" que otros grupos no apoyen el borrador presentado ayer. "Invito a todos los grupos, al PP, a que se sumen a esta tarea de cumplir la ley y apoyen el trabajo del comisionado", ha manifestado.

EL PP PIDE CUMPLIR EL ACUERDO DEL PLENO Y QUE LAS CALLES SE RENOMBREN RECORDANDO A VICTIMAS DEL TERRORISMO

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha exigido que se cumpla el acuerdo adoptado en Pleno para renombrar las calles con referencias franquistas y que éstas cuenten con nuevas denominaciones que recuerden a las víctimas del terrorismo.

Así lo plantea en un comunicado el concejal popular Pedro Corral a raíz del informe del Comisionado de la Memoria Histórica que será presentado al Pleno del miércoles y que propone cambiar el nombre de 27 calles o plazas, como Caídos de la División Azul, General Orgaz o Hermanos García Noblejas o Comandante Zorita, por otras denominaciones.

Así, por ejemplo, la Plaza de los Hermanos Falcó y Alvarez de Toledo pasaría a llamarse Plaza Mayor de Barajas; el paseo del general Muñoz Grandes se cambiaría a Marcelino Camacho; la plaza Arriba España por Plaza de la Charca Verde o Caídos de la División Azul por Mercedes Fórmica, novelista, falangista y abogada, que denunció la vida de las mujeres casadas víctimas de violencia.

Corral ha explicado que el PP espera que en el nuevo callejero de la ciudad "no se sustituyan nombres de un bando por los del otro". Para el PP, "la reconciliación entre los españoles es una realidad desde hace mucho tiempo, y todo intento de promover la división y confrontación a cuento de la Guerra Civil, ochenta años después, está condenado al fracaso".

"La Ley de Amnistía dio por definitivamente enterradas las dos Españas. Hasta el partido comunista lanzó en 1956 un manifiesto por la reconciliación nacional dando por superadas las heridas de la contienda", ha explicado Corral.

En cuanto a los nombres alternativos propuestos por el Comisionado, Corral ha afirmado que en su grupo son "partidarios de que en el callejero de Madrid se reconozca a aquellos que tuvieron conductas ejemplares en aquellos tiempos de barbarie".

"Con los que todos podamos reconocernos, como el anarquista Melchor Rodríguez, que paró las matanzas de Paracuellos", ha indicado para incidir, a continuación, que el PP sobre todo defiende "que se cumpla el acuerdo del Pleno para renombrar las calles con nombres de víctimas del terrorismo, que son los auténticos referentes de nuestra libertad y nuestra democracia".

Corral recordó que las 27 calles cuya retirada se propone ahora sobrevivieron a una primera modificación en tiempos del alcalde Enrique Tierno Galván. "Siempre nos ha parecido bien que se elimine todo aquello que se considere que pueda enaltecer el odio y el enfrentamiento entre españoles, pero entendemos y defendemos que el Comisionado debe velar para que no se cambien unas calles de protagonistas de un bando por las de otro", ha insistido el edil popular.

A pesar de que, como ha recordado Corral, el grupo municipal popular siempre ha mostrado su oposición a la llamada Ley de Memoria Histórica, apoyan "la creación del Comisionado para que el cambio del callejero se realizara con la misma actitud sensata con la que en 1980, bajo un gobierno de mayoría socialista y comunista, el Ayuntamiento realizó el primer cambio de las calles franquistas".

CIFUENTES ELUDE PRONUNCIARSE PERO LO TILDA DE "ACCESORIO"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha eludido pronunciarse sobre la propuesta para eliminar nombres franquistas del callejero de la capital, pero ha tildado de "accesorio" todo lo que no sea gestionar para resolver los problemas de los ciudadanos.

Así lo ha dicho en Perales de Tajuña, preguntada por el informe conocido ayer sobre el cambio de nombres de calles que se refieran al Alzamiento y la dictadura franquista.

Cifuentes ha considerado que las administraciones y los gobiernos tienen que "estar para resolver los problemas de los ciudadanos y no para crear problemas nuevos". "Mi prioridad es crear empleo por encima de cualquier otra", ha indicado para añadir que su segunda prioridad es "que los servicios públicos funcionen de la mejor manera posible".

"Todo lo que se salga de ahí a mí me parece accesorio, en el mejor de los casos, y no quiero polemizar. Quiero colaborar de corazón con el resto de administraciones", ha apuntado la dirigente popular.

Cifuentes ha continuado diciendo que cuando llegue el momento las administraciones tendrán que "dar cuenta de lo que han hecho" y ha apuntado que en ese momento, ella explicará que ha bajado el precio del transporte a los jóvenes o el descenso de las tasas universitarias". "Supongo que los demás también tendrán que explicar", ha apostillado para defender que "lo importante es gestionar".