Los cambios de memoria histórica iran al Pleno y no sólo a los distritos

Carmena modifica la norma para que los cambios en las nomenclaturas de las calles sean aprobadas por la mayoría del Pleno

madrid

| 12.01.2017 - 14:42 h
REDACCIÓN

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha iniciado la modificación de la normativa municipal para que los cambios en las nomenclaturas de las calles relacionadas con la memoria histórica tengan que ser aprobadas por la mayoría del Pleno y no baste con la luz verde del equipo de Manuela Carmena. La portavoz municipal, Rita Maestre, ha dado cuenta de este cambio normativo en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno municipal, que hoy ha comenzado un poco más tarde de lo habitual debido a que el equipo de comunicación ha desalojado a empleados municipales que pretendían expresar sus protestas en la rueda de prensa.

Según ha explicado la portavoz municipal, será la tercera tenencia de Alcaldía -actualmente ocupada por Mauricio Valiente- la que promueva esos cambios en el callejero a propuesta del comisionado de Memoria Histórica dirigido por Paca Sahuquillo, unos cambios que posteriormente serán aprobados por el Pleno, "a diferencia de lo que sucedía hasta ahora", ha remarcado Maestre.

A partir de hoy se abre un plazo de 30 días para presentar modificaciones a la ordenanza, que solo afectará a las calles que se cambien como consecuencia de la aplicación en Madrid de la ley de Memoria Histórica ya que en el resto de casos se seguirá la misma vía que hasta ahora: las modificaciones serán aprobadas por las Juntas de Distrito correspondientes y, posteriormente, por las Áreas de Cultura y Medio Ambiente y Movilidad.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha comentado que no será hasta dentro de unos meses cuando este cambio normativo entre en vigor de manera formal, por lo que hasta entonces no se aprobarán en el Pleno las nuevas modificaciones propuestas por la comisión de Memoria Histórica.

En ese sentido, Rita Maestre ha indicado que la voluntad de Ahora Madrid es la de aplicar una ley a la que hasta ahora el Ayuntamiento había hecho caso omiso y, para ello, pretende contar con el "consenso" de la sociedad madrileña y de sus representantes políticos en el Pleno.

Tras las críticas unánimes de la oposición por la actuación de la delegada de Cultura, Celia Mayer, la alcaldesa, Manuela Carmena, le quitó las competencias y creó el comisionado de Memoria Histórica con el apoyo de todos los grupos municipales y dirigido por la socialista Paca Sahuquillo.

Ya con las recomendaciones de ese comisionado, el pleno municipal acordó -con el voto en contra del PP- retirar las distinciones honoríficas concedidas al expresidente Carlos Arias Navarro, la Organización Juvenil Española (OJE) o la Sección Femenina, entre otras personalidades y organizaciones relacionadas con el Franquismo. Además, ese organismo entregó un informe al Ayuntamiento en el que sugería cambiar el nombre de 27 calles o plazas que cambiarían sus actuales denominaciones, entre ellas la de Hermanos García Noblejas, la avenida del General Fanjul y la plaza del Caudillo, que no se votó (porque en el caso de los cambios en las calles hasta ahora no era necesario) aunque sí se informó al Pleno

UNAS 85.000 PERSONAS ASISTIERONA AL CABALGATA DE REYES

Unas 85.000 personas asistieron a la cabalgata de los Reyes Magos el pasado 5 de enero, una cifra "similar" a de los cinco años anteriores, lo que implica que las importantes medidas de seguridad ante la amenaza terrorista no tuvieron un efecto disuasorio entre los madrileños. La directora de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento de Madrid, Getsemaní San Marcos, ha hecho balance del funcionamiento de las actividades navideñas programadas por el Consistorio, a las que han asistido más de 430.000 personas sin contar a los participantes de la Cabalgata ni las actividades en los distritos.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la responsable de la programación navideña ha considerado que el desfile de los Reyes Magos fue "un gran éxito en cuando a su calidad y repercusión". "Estamos muy satisfechos", ha comentado Getsemaní San Marcos, que ha respondido a los periodistas que el ambiente que se vivió en el desfile fue de "bastante calma".

Este año se contó con un "blindaje" especial de seguridad que supuso un mayor número de agentes, la prohibición de que circulen camiones y la colocación de elementos pesados en algunos puntos.

El programa de Navidad ha contado con 530 propuestas artísticas o lúdicas desarrolladas en 24 días de programación, entre el 15 de diciembre y el 8 de enero, que arrancó en Matadero Madrid con La Navideña Feria Internacional de las Culturas a la que asistieron entre el 15 y el 23 de diciembre 110.000 personas, prácticamente el triple que el pasado año en su primera edición (35.000).

A la Galería de Invierno, instalada en el Palacio de Cibeles, asistieron 34.163 niños y adultos, mientras que más de 12.000 visitaron el espacio mágico Katena, una gran escultura visitable para jugar con la luz, el color y las formas que se instaló en Conde Duque.

Hubo 7.865 asistentes a las propuestas escénicas y talleres que tuvieron lugar en este mismo centro y 3.330 niños y adultos acudieron a la sala de lectura 'Bookids'.

El Ayuntamiento asegura que otro de los grandes éxitos de la Navidad fue el desfile de luz para festejar el solsticio de invierno el 21 de diciembre, que congregó a 18.000 personas.

Al ciclo de siete conciertos que se celebró en la Casa de la Panadería, en la Plaza Mayor, acudieron a escuchar flamenco, jazz, soul, swing, música clásica o poesía 19.500 personas.

El Ayuntamiento también ha destacado las 23.000 personas que han asistido a la pista de hielo de Colón, mientras que los espectáculos navideños que se celebraron en el Circo Price bajo la programación de Navidad contaron con 92.921 asistentes.

Además, y dependiente de la EMT, el bus Naviluz ha contando con 93.000 viajeros que contemplaron la iluminación navideña.