Los bomberos siguen trabajando en la nave incendiada de Arganda

Las mediciones detectan niveles tóxicos, pero sin riesgo para la salud

Taboada asegura que la situación es de "absoluta normalidad"

La Federación de Organismos de Control reclama inspecciones más exigentes

Un total de 35 naves próximas a la explosión están "muy dañadas" con peligro de desprendimiento

madrid

| 05.05.2017 - 08:57 h
REDACCIÓN

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid siguen trabajando en la nave de Arganda del Rey que se incendió tras varias explosiones y, veintidós horas después de que se originara el fuego, mantienen un amplio retén para refrescar y vigilar que no se reproduzcan las llamas.

Fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112 han indicado a Efe que durante toda la noche once dotaciones de los Bomberos han permanecido en la nave de reciclaje de residuos industriales, cuyo incendio causó 39 heridos, tres de ellos graves. Todavía permanece instalado el puesto de mando avanzado y los bomberos vigilan y refrescan los puntos calientes que aún quedan en la nave arrasada.

FUEGO CONTROLADO

Aunque el fuego quedó controlado pasadas las 19.00 horas, casi ocho horas después de su inicio, los Bomberos seguirán trabajando a lo largo de la mañana, según han precisado las mismas fuentes.

Un total de 39 personas resultaron afectadas, tres de ellas con heridas graves, en un incendio que se produjo a las 11.47 horas de ayer en la empresa Requimsa, dedicada a la gestión de residuos peligrosos y tratamiento y recuperación de disolventes, situada en la calle Vereda de las Yeguas, en el polígono industrial del barrio de La Poveda.

Por causas que se están investigando, se registraron varias explosiones, alguna de ellas de gran potencia, hasta el punto de que su onda expansiva causó serios daños en cuatro naves cercanas, rompió ventanas en un instituto situado a 900 metros y se sintió en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que dista 30 kilómetros de la zona.

Las mediciones detectan niveles tóxicos, pero sin riesgo para la salud

35 NAVES AFECTADAS

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Arganda del Rey, Jorge Cantó, ha informado de que han resultado "muy dañadas" 35 naves próximas al lugar donde ocurrió la explosión ayer y que corren "peligro de desprendimiento".

En declaraciones a Europa Press Televisión, el edil ha señalado que el acceso a la zona autorizada para recoger enseres está siendo "muy restringido" y con el acompañamiento de efectivos de la Guardia Civil y bomberos. En concreto, hay un área de seguridad de 40.000 metros cuadrados.

Además, ha apuntado que la oficina de atención a afectados estará formada por tres técnicos municipales que recogerán los datos sobre los daños ocasionados y que "serán evaluados".

Así, el director de una de las empresas afectadas muy cercana a la planta de químicos, Petragarden Envasados, Sergio López, ha reconocido que los daños en su nave han sido cuantiosos y ha expresado que no se siente "seguro" al ubicarse tan cerca de la planta de químicos ya que, según ha subrayado, ya es la segunda vez que ocurre una explosión como la que se vivió ayer.

LAS MEDICIONES DETECTAN NIVELES TÓXICO, PERO SIN RIESGO PARA LA SALUD

Las mediciones de las estaciones de la zona de Arganda realizadas con motivo de las explosiones en una planta industrial han detectado niveles tóxicos, si bien no suponen ningún riesgo para la salud. Así lo ha reconocido la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, quien ha precisado que los distintos elementos tóxicos que se han hallado no son peligrosos para los habitantes de la zona.

Además, ha indicado que los agentes químicos ya están controlados y que los investigadores se pondrán en breve a la búsqueda de inicios para averiguar las causas de las explosiones. La Guardia Civil ya ha puesto en marcha su investigación.

TABOADA ASEGURA QUE LA SITUACIÓN ES DE ABSOLUTA NORMALIDAD"

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha asegurado que la situación en Arganda del Rey ya es de "absoluta normalidad". Respecto a los tres heridos que anoche permanecían en estado grave, el consejero ha comentado que "siguen evolucionando favorablemente".

También ha afirmado que los colegios de la zona han abierto con "normalidad" esta mañana y que "la gente puede ir a su puesto de trabajo" aunque algunas de las empresas aledañas a la fábrica de reciclaje de residuos incendiada no retomarán aún su actividad por haberse roto ventanas o desfondado techos.

Según Taboada, todavía se desconocen "las causas del incidente" y habrá que esperar a que los bomberos concluyan su labor para iniciar la "investigación", aunque ha señalado que el incendio ocurrido en la misma nave en 2013 se debió a un "hecho fortuito". "El que diga que han fallado los sistemas de control o de vigilancia es que desconoce profundamente lo que ha ocurrido", ha añadido.

Respecto a los cinco centros educativos que, por su proximidad, tuvieron que ser evacuados, Taboada ha declarado que "no incumplen nada" y "cumplen todos los parámetros que marcan tanto la UE como la norma".

"Si usted me pregunta a qué distancia tiene que estar una empresa que trata residuos, pues mire usted, no lo sé si tiene que estar a un kilómetro, a dos o a siete, pero desde luego la normativa dice lo que dice y la empresa lo cumple", ha concluido.