Los autobuses turísticos de Madrid ampliarán sus rutas pero no funcionarán hasta junio

madrid

| 05.01.2011 - Actualizado: 14:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado este miércoles el nuevo modelo de contrato para el servicio de visitas turísticas en autobús, pero este servicio no funcionará hasta el próximo mes de junio si el consistorio no consigue antes los vehículos con los que se prestaba hasta ahora.

CONFLICTO CON LA EMPRESA CONCESIONARIA

En rueda de prensa tras la Junta, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha calculado que la tramitación de este contrato se prolongará "unos cinco meses", por lo que "alrededor del próximo mes de junio, si no se resuelve antes el conflicto, Madrid volverá a tener autobuses turísticos".

Ha recordado que el Ayuntamiento ha hecho un requerimiento a la empresa concesionaria hasta ahora del servicio, Madrid Visión, para que entregue los autobuses con los que cubría las dos rutas existentes, y ha avisado de que "si no contesta afirmativamente la acción judicial será inmediata", aunque no ha sabe si será la próxima semana o la siguiente.

Si la empresa entregase los vehículos o hubiese una resolución judicial, aunque fuere con carácter provisional, que permitiera al consistorio disponer de esos autobuses, el propio Ayuntamiento prestaría el servicio hasta el momento en que se produzca la adjudicación, ha declarado el alcalde.

NUEVOS SERVICIOS

Gallardón ha asegurado que el Gobierno municipal pretende con el nuevo contrato incrementar la calidad del servicio; garantizar unos requisitos mínimos de los vehículos; ampliar las rutas y la frecuencia de los autobuses; adaptar en estos la imagen corporativa del Ayuntamiento y mejorar la comercialización y venta de billetes y la atención al cliente.

Los futuros autobuses turísticos podrán cubrir su segundo piso, hasta ahora descubierto, para los días de peor tiempo, y llegarán más lejos, hasta las Cuatro Torres y el parque del Manzanares.

También se tendrán en cuenta aspectos relativos a una mejor calidad en la habitabilidad de los autobuses, climatización, cerramientos laterales en planta superior (preparados para cubrirse y protegerse de la lluvia con capotas rígidas desmontables) y sistema de audioguías para locuciones al menos en ocho idiomas. Por supuesto, tendrán hay que cumplir con la normativa en vigor en lo referente a emisión de gases y ruidos.

LAS RUTAS

Respecto a las rutas, se propone que en la número 1 -desde el Teatro Real, por el centro histórico, la zona de los museos, Alcalá, el barrio de Salamanca y Gran Vía hasta plaza de España- se amplíe hasta la Puerta de Toledo para mostrar las intervenciones recientes en el entorno del Manzanares.

Para la ruta 2 -con salida en Neptuno hacia Cibeles y Colón, el Santiago Bernabéu, la zona comercial del Barrio de Salamanca y el Museo Arqueológico hasta la puerta de Alcalá- se propone una ampliación hasta las Cuatro Torres por la Castellana.

En cuanto a la imagen corporativa, se pretende adaptar la imagen corporativa del Ayuntamiento de Madrid y la marca ¡Madrid! "para alcanzar -ha dicho el alcalde- una clara vinculación a los servicios de información turística oficiales del Ayuntamiento de Madrid y su fácil reconocimiento por turistas y madrileños".

El nuevo contrato quiere garantizar la comercialización y venta de billetes en los puntos de Información Turística a través de los canales oficiales de la ciudad, sin perjuicio de otros canales de comercialización alternativos, y establece que la web propia del servicio se integrará en el dominio esmadrid.

SISTEMAS DE PAGO Y PUBLICIDAD

Se incorpora asimismo la exigencia de medios de pago electrónicos y de un centro de atención al usuario, al menos, en uno de los puntos de parada de estacionamiento prolongado que dará información telefónica con un mínimo de tres líneas y personal que hable al menos cuatro idiomas -español, inglés, francés, alemán-, en horario que cubra los tiempos de prestación del servicio y contestador automático fuera de dicho horario.

Se contempla también la posibilidad de ofrecer publicidad acerca de eventos institucionales relativos a la agenda turística y cultural de la ciudad al reservarse determinados espacios (partes delantera y trasera de los autobuses) para uso exclusivo del Ayuntamiento.

LOS CONTRATOS

El contrato aprobado recoge un incremento "muy moderado" de las tarifas y un canon, a diferencia del anterior, que era un 1,5% fijo sobre los ingresos brutos con ajustes anuales, con una parte fija de 1.050.000 euros anuales y otra variable cada ejercicio: 3,5% de la cifra de facturación bruta anual si ésta no supera los 9 millones de euros, y 4,5% de la cifra de facturación bruta anual si excede de los 9 millones de euros.

Según el alcalde, la fijación de un canon fijo, complementario al variable, permite a la Administración obtener un mínimo volumen de ingresos acorde con la facturación estimada del servicio.