Los alumnos católicos, desplazados de Rivas

Estudiantes del colegio Santa Mónica recorren a diario 70 kilómetros para ir a clase

El ayuntamiento de IU obstaculiza la licencia de obra y el colegio católico está sin construir

Rivas Vaciamadrid tiene 84.000 habitantes, una población joven con muchos niños con edad escolar.

madrid

| 07.02.2015 - 14:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Rivas Vaciamadrid, un centenar de alumnos tiene que recorrer diariamente más de 70 kilómetros para poder educarse en un centro católico. El Ayuntamiento de izquierda Unida, no da la licencia para levantar el colegio religioso en unos terrenos privados.

El proyecto sigue bloqueado, y los jóvenes tienen que recurrir a otro municipio, desplazarse a Alcalá de Henares, donde pueden elegir libremente la educación que quieren seguir. Como todos los días, puntuales, a las nueve de la mañana, los más de 100 alumnos del Colegio Santa Mónica de Rivas se suben al autobús.

Por delante 40 kilómetros y más de media hora de camino. No lo hacen por gusto. Van al Colegio Alborada, en Alcalá de Henares, les ha prestado parte de sus aulas para que puedan impartir clase. Su cole de verdad, el Santa Mónica, funciona desde septiembre, pero aún no está construido porque el Ayuntamiento de Rivas, gobernado por IU, lleva siete meses obstaculizando la licencia de obra.

Rivas Vaciamadrid tiene 84.000 habitantes, una población joven y, por tanto, muchos niños con edad escolar.

EL COLEGIO SANTA MÓNICA ESTÁ AUTORIZADO POR LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

En este municipio madrileño la proporción aproximada hoy es de casi 20 colegios públicos contra un concertado laico. ¿Donde queda el derecho de los padres a elegir libremente el colegio que quieren para sus hijos?.

El Colegio Santa Mónica cuenta con la autorización de la Consejería de Educación como "centro concertado". La parcela sobre la que se construiría es un terreno particular, y tanto las obras como el equipamiento se sufragarían con fondos privados.

Los padres quieren el Santa Mónica porque ofrece calidad y enseñanza personalizada, además de un buen temario de tecnología. Proyecta una educación de inteligencias múltiples. Nos ponemos en contacto con el Ayuntamiento de Rivas. Solicitamos una entrevista con el Concejal de Educación en Rivas, Curro García de IU pero resulta imposible contactar con él.

Nunca nos devuelven la llamada. El Ayuntamiento sostiene que el proyecto no cumple la normativa municipal. En este momento, un técnico del ayuntamiento redacta el informe de favorabilidad. Si el consistorio insiste en las trabas, los padres están dispuestos a acudir a los tribunales.

La parcela sobre la que se construiría es un terreno particular, y tanto las obras como el equipamiento se sufragarán con fondos privados. Llevan siete meses esperando. Llegarán hasta el final. Están convencidos de que el Santa Mónica estará en Rivas.