Localizado un laboratorio de productos químicos clandestino en Vallecas

Vehículo de la Policia Municipal (Álvaro Santos)

madrid

| 25.11.2012 - 13:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Municipal de Madrid ha localizado, gracias a la alerta de un vecino del inmueble ubicado en la calle de Torre de Don Miguel, en Villa de Vallecas, un laboratorio de productos químicos clandestino, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

El vecino que alertó a la policía notó un fuerte olor a productos químicos, e inmediatamente se puso en marcha el operativo policial, que ha supuesto el precinto cautelar de las instalaciones que funcionaban como laboratorio ilegal.

Las primeras averiguaciones realizadas por la Unidad Integral de Distrito de Villa de Vallecas confirmaron el olor a productos químicos y la presencia de botes con el símbolo característico de riesgo biológico.

Ante estos hechos, y en colaboración con la Unidad de Medio Ambiente de Policía Municipal de Madrid, los técnicos del laboratorio municipal, dependientes de Madrid Salud, y los de consumo, dependientes de la Junta Municipal de Villa de Vallecas, se realizó una inspección de las instalaciones.

Durante la misma, se comprobó que aunque el inmueble estaba dividido en dos zonas de trabajo diferenciadas (preparación de productos y almacenamiento), estas zonas se utilizaban indistintamente para una u otra función, encontrándose mezclados en los mismos espacios y sin ningún tipo de orden, productos en fase de elaboración, residuos y preparados caducados.

Además, en los pasillos, zonas de aseo y despacho también se observó material de laboratorio apilado y productos preparados para su comercialización.

El responsable de la empresa, presente durante la inspección, manifestó a los agentes que la firma estaba registrada como sociedad limitada y su actividad principal era la elaboración de diversos medios de cultivo microbiológico y otros preparados (agua de pectona tamponada, tioglicolato medio fluido) que comercializaban a distintas empresas, muchas de ellas dedicadas a la preparación de productos alimenticios.

Entre las numerosas infracciones detectadas, destacan la inexistencia de la correspondiente licencia de funcionamiento o de cualquier otra documentación administrativa que le habilitara a ejercer la actividad de laboratorio así como la ausencia de la empresa en el correspondiente registro de productores de residuos peligrosos de la Comunidad de Madrid, y la gestión inadecuada tanto en el almacenamiento como en la posterior eliminación de estos residuos.

También destacaba la carencia de cualquier protocolo de trabajo y medidas de seguridad (guantes, mascarillas, gorros, campanas extractoras) e higiene (envases sin esterilizar, reutilización de jeringuillas, productos caducados), respecto de la manipulación de productos químicos. Asimismo, se han encontrado deficiencias tanto en el almacenamiento de los productos (la mayoría a temperatura ambiente) como en su etiquetado.

El resultado final de esta intervención se ha saldado con el precinto cautelar de las instalaciones, y la realización de las correspondientes actas-denuncias de inspección dirigidas tanto a la Consejería de Medio Ambiente como a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, así como las correspondientes denuncias por infracción a las ordenanzas municipales.