Lissavetzky propone vender edificios municipales para pagar a proveedores

madrid

| 18.01.2011 - 16:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario de Estado para el Deporte y candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha propuesto este martes vender edificios municipales como medida para paliar los retrasos en el pago a proveedores que acumula el Gobierno de la capital.

Tras visitar un centro de atención a mujeres víctima de la violencia de género en el distrito de Ciudad Lineal, Lissavetzky ha anunciado que los socialistas trabajan "en la elaboración de un plan financiero para acometer esa deuda y en soluciones que pueden pasar por muy diversos aspectos".

Entre otras cosas, no ha descartado incluir en su programa electoral medidas tales como la venta de edificios municipales vacíos para conseguir liquidez, una idea que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ya puso sobre la mesa hace unos meses y que el Ayuntamiento rechazó por ser legalmente inviable.

"Si han intentado vender hasta los postes de luz pero no se lo compraron...", ha replicado al ser preguntado sobre este aspecto.

Así, el secretario de Estado ha propuesto "pensar si se podrían vender algunos inmuebles que tiene el Ayuntamiento cuando resulta que tiene no sé cuánto dinero en alquileres para sedes de concejalías", y ha comparado la actual situación municipal con una familia cuando "sabe que no puede gastar más de lo que ingresa, o cuando debe mucho y sabe que no le van a fiar".

"Es una vergüenza la cantidad de dinero que se gasta (el Ayuntamiento) en alquileres, en obras que buscan sólo la suntuosidad, el lujo, y es un insulto a quienes pasan dificultades. Y me parece muy bien que reclame lo que tenga que reclamar, pero tiene que solucionar el problema ya", ha insistido, asegurando a renglón seguido que, si se convierte en alcalde, él no subirá los impuestos.

REFORMA DE LA FINANCIACION LOCAL

En este sentido, y en relación con las reiteradas peticiones del primer edil, Alberto Ruiz-Gallardón, de que se reforme la financiación de las haciendas locales, el socialista ha concedido que, a su juicio, "es necesario un pacto de estado para temas de financiación local" y ha asegurado que "la próxima legislatura será muy municipalista".

"Pero otro hecho distinto es que quien no ha cumplido las reglas como Gallardón quiera ahora la solución por otra vía. *Por qué no ha cumplido esas normas? *Es la ley del embudo, ancho para unos y estrecho para otros? *Hay alguna explicación? *Ha llegado a los madrileños una mejora en la calidad de vida con este endeudamiento salvaje de Gallardón?", se ha preguntado.

En cualquier caso, ha asegurado que él va a "plantear de verdad" un estudio relativo a "aspectos ligados a la nueva financiación local". "En el programa marco del PSOE espero que se contemplen, y yo voy a pelear por ello", se ha comprometido.

A continuación, ha acusado: "Gallardón, usted tiene la culpa, la obligación de arreglar de una vez por todas este problema, y nosotros tenemos soluciones para paliar esta situación de asfixia financiera que es nefasta para la imagen de Madrid".

REFINANCIAR LA DEUDA

También se ha referido al acuerdo suscrito este lunes entre UGT, CC.OO., CEIM y el Ayuntamiento para instar al Ejecutivo central a que permita a las corporaciones locales a refinanciar la deuda que vence este ejercicio.

"Yo entiendo la posición de los empresarios y los sindicatos: si por culpa de una pésima gestión de 'Mr. Deuda' resulta que hay una serie de proveedores que no cobra y que los trabajadores pueden estar en peligro de perder sus puestos de trabajo, lo normal es intentar buscar una solución como sea", ha concedido.

Frente a esto, Lissavetzky ha cargado las tintas contra el alcalde, el "causante del problema, el que ha endeudado a Madrid, el que saca el dinero de los bolsillos de los ciudadanos, el que aumenta la presión fiscal y ha generado un problema que afecta a la calidad de los servicios públicos, puede afectar a los puestos de trabajo y es una persona que no ha sabido resolver estos temas".

"El intenta ahora, obviamente, envolverse en disculpas de que 'yo he creado el fuego, pero ahora que me lo apaguen', y no tiene ni bomberos que le apaguen el fuego", ha ironizado, en relación con la convocatoria de huelga del Cuerpo municipal de extinción de incendios.

SER RESPONSABLE

Por esto, ha pedido al regidor madrileño que "afronte las cosas de manera valiente", se "deje de megalomanías" y "pise las calles, dé la cara, sepa que los problemas tienen cara y ojos, y se deje de esa continua situación de Jeremías".

"(El alcalde) está eternamente enojado, triste, siempre lamentando y siempre la culpa la tienen los demás. Es como los conductores que van en sentido contrario por la autopista y se creen que todos los que vienen en el sentido adecuado son los que están equivocados. Yo le pido que rectifique, que sea sensato, correcto, riguroso y que piense más en los ciudadanos, que es lo que tiene que hacer como alcalde", ha exigido Lissavetzky.

Y es que, a su juicio, "cuando una persona llega a una situación como a la que ha llegado" Gallardón de "asfixia financiera" y "sin haber medido las consecuencias de sus actuaciones, tiene que buscar soluciones, pero ya".

"No puede esperar al gran debate e intentar escudarse en dramas humanos como la falta de pago a proveedores, la posible pérdida de trabajos... aquí no vale echar la culpa al empedrado, hay que dar la cara y reconocer la responsabilidad de cada uno. Y él es el responsable de lo que ocurre en el Ayuntamiento de Madrid, (al que) ha llevado a una deuda terrible", ha opinado.

Sin embargo, según el socialista Gallardón, con "su manera de hacer las cosas y de no solucionarlas", está "perjudicando" a los ciudadanos, lo que no se resuelve con "más y más deuda", que es algo que "afecta a los ciudadanos".

"En el fondo, refinanciar la deuda significa pedir deuda para pagar los intereses, y eso genera también más intereses. No nos engañemos: hay un problema que ha creado él y no lo está resolviendo en absoluto. Nosotros pondremos a los ciudadanos antes que las obras y, sobre todo, antes que las obras de lujo que realiza el Ayuntamiento actual", ha concluido.