Lissavetzky pide que el Ayuntamiento rectifique varios puntos del eje ciclista Mayor-Alcalá

madrid

| 19.09.2012 - 13:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El partido municipal socialista llevará al próximo pleno municipal la propuesta de que Madrid haga un reconocimiento público a Santiago Carrillo con una calle o espacio emblématico. Lo anunciaba Lissavetzky durante las críticas al eje ciclista que unirá Madrid Rio con ALcalá. Asegura que es caro, inseguro y obliga al ciclista a pasar por zonas adoquinadas o quitar una dársena de autobuses en Sevilla.

El Partido Socialista de Madrid (PSM) ha instado hoy al Ayuntamiento a que rectifique algunos puntos del trazado del eje ciclista Mayor-Alcalá por considerar que han sido "mal desarrollados desde el punto de vista técnico".

El portavoz del PSM en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, que ha explicado a la prensa la alternativa de su grupo, ha afirmado que se trata de un proyecto "positivo" aunque algunos tramos están concebidos "de forma ineficiente, más costosos y poco seguros".

El Ayuntamiento ha emprendido ya la construcción de este eje ciclista, que conectará antes de diciembre el Puente de Segovia, en Madrid Río, la Puerta del Sol y la calle de O'Donnell, junto al Parque del Retiro.

Tanto Lissavetzky como la concejal socialista de Movilidad, Ruth Porta, han explicado que la alternativa de su grupo -refrendada, dicen, por todas las asociaciones ciclistas- podría suponer un "ahorro importante" en el presupuesto del eje ciclista, que asciende a 430.000 euros.

La propuesta del PSM fue presentada la víspera al delegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, durante una comparecencia en la Comisión respectiva del Ayuntamiento en la que Porta recriminó el hecho de que no se contó con las asociaciones y que el anuncio de la ruta ciclista fue hecho cuando el proyecto ya estaba cerrado. Porta destacó las "dificultades" y los "escollos" en algunos cruces o accesos al eje, y destacó que algunas soluciones "carecen de imaginación y han sido elaboradas por personas que jamás han hecho ese trayecto en bicicleta".

Una de las críticas al eje ciclista tiene que ver con que su paso por el Retiro lo convierte en una ruta sólo "diurna", pues durante el tiempo que el parque permanezca cerrado la senda ciclista no existirá, ha dicho Lissavetzky.

En este caso, el PSM propone que el eje discurra por la calle O'Donell y Alcalá hasta la Plaza de la Independencia.

El PSM ha destacado también que "no tiene sentido" el hecho de que en la Puerta del Sol, cuando los ciclistas circulan en sentido oeste-este por la calle Mayor deban pasar por delante, "por la acera", del edificio del Tío Pepe para proseguir por la calle Alcalá hacia Cibeles, con la consecuente "molestia" para los peatones.

Los socialistas creen que sería mejor que la ruta ciclista siguiera "el flujo normal de tráfico" bajando por la cale de San Jerónimo hasta Cedaceros sin necesidad de un carril bici, que resulta "muy caro", sino por un ciclo-carril señalizado y con una limitación de 30 kilómetros por hora para los automóviles.

En la calle Alcalá, donde el Ayuntamiento ya está construyendo un carril bidireccional en el lado derecho de la calle -números pares, en sentido oeste-este-, el PSM propone crear dos vías "independientes", un ciclo-carril "desde Cedaceros hasta Cibeles (bajada)", y otro, de subida, por el lado de los números impares de la calle, entre Cibeles y la Gran Vía que continúe hasta Cedaceros y la Puerta del Sol.

Lissavetzky ha afirmado que el PSM persigue el propósito de que Madrid "sea una ciudad en la que se pueda ir en bicicleta, en transporte público o caminado, de forma que se pueda ir restringiendo razonablemente el uso del vehículo privado". Y ha lamentado el portavoz que se trate de un proyecto que "podía haber sido consensuado" (por todos los grupos políticos y partes interesadas) pero que "se ha convertido en algo así como 'yo lo hago así porque yo quiero'".

La ruta ciclista Mayor-Alcalá ha sido diseñada de tal modo que conecte y complemente los carriles ciclistas ya existentes de la calle O'Donnell, Madrid Río y el Pasillo Verde Ferroviario, que a su vez conectan con el Anillo Verde Ciclista.

El trazado discurre por las calles de Alcalá, Puerta del Sol, Mayor, Cuesta de la Vega y Segovia, con una longitud aproximada de 4,5 kilómetros.