Lissavetzky: El teatro Daoíz y Velarde lleva 5 años de retraso y puede acabar en "manos privadas"

Dice que el proyecto era para 2009 y su presupuesto ha crecido de 9,5 a 12,8 millones

El Ayuntamiento dice que la reforma está terminada y que su apertura sigue adelante

madrid

| 10.07.2014 - 13:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha denunciado que la puesta en marcha del centro cultural y teatro infantil de Daoíz y Velarde, en el distrito de Retiro, lleva cinco años de retraso, tiene sobrecoste y aún está "inacabado", puesto que falta equipar el escenario, las butacas y los accesos. Además, teme que esa falta de equipamiento, pese a que la obra de rehabilitación ya ha sido recepcionada por el Ayuntamiento en octubre de 2013, implique que el Ayuntamiento entregue la gestión del inmueble "a manos privadas".

Así lo ha detallado este jueves tras visitar el edificio acompañado por los ediles socialistas Ruth Porta, Pablo García-Rojo y Ana García D'Atri. Lissavetzky ha valorado la reforma realizada por el arquitecto Rafael de la Hoz (que incluye aspectos de eficiencia energética) pero ha remarcado que su puesta en marcha es una promesa "incumplida" por parte de la alcaldesa de Madrid Ana Botella.

En este sentido, el portavoz del PSOE ha señalado que el proyecto estaba programado para 2009 y ya acumula cinco años de retraso. A ello se une que el presupuesto haya subido de 9,5 millones a 12,8 millones. También ha resaltado que aún no está preparado el escenario ni las butacas del teatro, así como los accesos necesarios para la entrada de material. "Ha salido más caro, tiene un enorme retraso y además está sin hacer", ha recalcado Lissavetzky para indicar que, aunque el Ayuntamiento diga que la obra está acabada, el edificio no tiene funcionalidad.

Por otro lado, ha recalcado que en principio se iba a presupuestar para este centro cerca de 1,5 millones de euros pero que esa partida se ha quedado finalmente en 1.500 euros. Ello y la falta de equipamiento le lleva a deducir que el Consistorio planea dar la gestión "a manos privadas" de cara a que sea un adjudicatario el que sufrague la instalación del escenario y el resto de equipamientos que faltan.

"FORMULA BOTELLA"

En consecuencia, el portavoz socialista ha criticado que el Ayuntamiento aún no despeje incógnitas como cuándo se va a inaugurar el teatro, cómo se va a terminar (puesto que ahora el edificio tiene un 0 por ciento de uso), y quién va a llevar a cabo la instalación del equipamiento escénico. Además, ha lamentado que hayan pasado cerca de nueve meses desde la recepción de la obra y ha dicho que la situación del teatro de Daoíz y Velarde es un ejemplo de la "fórmula" de gestión de la alcaldesa, Ana Botella, que a su juicio consiste en retrasos en la puesta en marcha, sobrecostes y luego recurrir a la colaboración público privada.

Aparte, ha aseverado que los madrileños se les está "friendo a impuestos" por una deuda "injustificable" generada en parte por proyectos como la reforma del Palacio de Cibeles (500 millones), la Caja Mágica (300 millones) y el Centro Internacional de Convecciones que es un "agujero" y el Centro Acuático que es "un esqueleto". "Hay una deuda enorme, una parálisis terrible y una gestión pésima", ha zanjado.

LA APERTURA DEL EDIFICIO SIGUE ADELANTE

Mientras, el director general de Patrimonio Cultural y Paisaje Urbano del Ayuntamiento de Madrid, José Francisco García López, ha aseverado que la rehabilitación del edificio está terminada y que las obras se recibieron en perfecto estado en octubre de 2013.

Ha recalcado que el 77 por ciento de las zonas del edificio están acabadas y "podrían usarse" (planta principal e inferiores) excepto en el caso de la instalación escénica y el equipamiento del teatro. así, falta por acometer el revestimiento interior del teatro, las butacas, la estructura escénica y la plataforma posterior para la entrada de elementos.

García López ha explicado al respecto que este equipamiento no estaba dentro del proyecto inicial y que la idea era acometerla cuando se definieran posteriormente los usos concretos que iba a tener el edificio, algo que considera "una buena decisión".

En este sentido, ha dicho que los servicios técnicos del Ayuntamiento están trabajando en un pliego de condiciones sobre el modelo de gestión del edificio y equipamiento, para luego acometer la licitación que corresponda. Al respecto, García López ha señalado que no puede dar detalles del modelo de gestión puesto que desconoce la redacción que está preparando los servicios técnicos.

No obstante, ha asegurado que el proyecto de abrir el edificio sigue adelante y que su puesta en marcha tardará lo que dure la elaboración de la documentación de los pliegos y los plazos de licitación y adjudicación.

Finalmente, ha señalado que desde que se recibiera el edificio en 2013, el centro se ha utilizado para acoger el rodaje de una película de producción española.